Redes Sociales

Furor en Twitter por los “chivos” de Tití Fernández a “6,7,8” en pleno partido

Durante la transmisión, el periodista deportivo anunció en sucesivas ocasiones que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, estaría en el programa ultraoficialista. Semanas atrás, Tití había participado de un spot con el candidato Mariano Recalde

titi-fernandez

El periodista deportivo Tití Fernández es uno de los más queridos en el ambiente del fútbol, tanto por los futbolistas como por sus colegas. Con décadas en el campo de juego, el cronista sigue a la Selección Argentina a todos los torneos que le toca disputar y la Copa América en Chile no fue la excepción.

Este martes, durante la transmisión de la Televisión Pública de la goleada histórica de Argentina a Paraguay, el periodista interrumpió en varias ocasiones el relato de Sebastián “Pollo” Vignolo para anunciar que a continuación del partido estaría el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández en el programa “6,7,8”. 

Fernández es uno de los precandidatos a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, y se encuentra en plena interna con Julián Domínguez, quien comparte fórmula con Fernando Espinoza.

Los reiterados anuncios e invitaciones a los televidentes para que continuaran sintonizando la Televisión Pública una vez terminado el partido, derivaron en una catarata de burlas en las redes sociales contra el histórico periodista.

Semanas atrás, Tití participó en la campaña del candidato a jefe de Gobierno porteño, Mariano Recalde, quien busca quedarse con el segundo puesto en las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires y forzar un ballotage con Horacio Rodríguez Larreta, el alfil del PRO.

Mirá las burlas en Twitter

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados