Terrorismo

Así escapaba de la playa el tirador de Túnez, luego de matar a 38 personas

Hoy se difundieron las imágnes del joven de 23 años, vestido de negro, corriendo hacia un hotel con el rifle en su mano, tras la masacre del último viernes

Seiffeddine Rezgui, después de matar a 38 turistas que estaban descansando en Susa, salió corriendo de la playa que había quedado vacía hasta refugiarse en un hotel. Un video que grabó un testigo desde la terraza de un hotel de Túnez, muestra como el responsable de la masacre, vestido de negro, escapa de con su rifle en la mano.

LEA MÁS  Tras el bombardeo en Afganistán, Estados Unidos asegura: "No hubo víctimas civiles"

Se puede ver a Rezgui, un estudiante de ingeniería de 23 años, alejándose de la playa en un día de sol y corriendo en dirección al hotel Marbaha Imperial, de la cadena española Riu, donde volvió a sembrar el pánico y abrir fuego antes de ser abatido.

Por la mañana, había llegado a la playa con una sombrilla en su mano, que reemplazó rápidamente por un fusil Kalashnikov y comenzó a disparar a los gritos entre los turistas, la mayoría europeos.

LEA MÁS  Estados Unidos: así explotó "la madre de todas las bombas" en Afganistán

Según la policía, Rezgui es de Gaafour, Túnez, nunca había viajado al exterior y no tenía antecedentes que lo asociaran con el terrorismo.

Mató a 38 extranjeros que estaban disfrutando de un día de playa en ese hotel de Riu en Susa, de los cuales al menos 30 son de nacionalidad británica, según los medios de ese país.

LEA MÁS  ¿De qué planeta viniste? La mujer que emboca todos los tiros en un juego de básquet
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer