Gran Hermano 2015

Gran Hermano 2015 al límite de las Reglas: Podría haber un expulsado

La edición más polémica del reality en Argentina sigue dando de qué hablar

f700x390-287972_326990_0

La casa de Gran Hermano 2015 se volvió de las más polémicas de la historia. Mucho sexo, violencia y ahora podría haber un expulsado, debido a su mala conducta.

A la reciente polémica protagonizada por la pareja formada por Brian y Marian, y que podría costarle la expulsión al concursante si se confirma que pegó a su compañera, se le suma, esta vez, la de Mariano, que desconectó una cámara.

Como ocurre en todos las ediciones de ‘GH’ alrededor del globo, la organización pone como límites a sus participantes en su convivencia televisada y la violencia, física y verbal, y todas aquellas acciones que supongan un sabotaje al desarrollo del programa no son permitidas en el mismo.

La decisión del concursante de desconectar una cámara durante el encierro, para evitar que se grabaran imágenes que no le interesaban, es el motivo por el cual, según una información de Showbiz y TV, va a ser expulsado en las próximas horas.

Hasta el momento, Mariano ha sido uno de los más violentos de la edición. La organización ya habría pensado expulsarlo cuando el Super le pidió que se cambiaras las pilas y respondió: “¿Me la chupas o no?”. Se dirigió, entonces, al gimnasio y abrió la puerta de una patada.

También se suma la fuerte discusión con Romina, otra de las concursantes, con la que se enzarzó en una terrible discusión donde no faltaron insultos como “fracasado” o “agresiva”, o acusaciones como que el concursante no para de “inyectarse porquerías”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Diputados aprobó el proyecto opositor del impuesto a las Ganancias

El oficialismo fue derrotado tras el acuerdo de referentes del massismo, el kirchnerismo y el Bloque Justicialista

“Siguen siendo tiranos”: la ira de una diputada PRO durante el debate de Ganancias

La diputada macrista Silvia Lospennato apuntó contra el kirchnerismo y el massismo, y criticó que se apoyen en el tiempo reglamentario para no dejarlos argumentar su postura