Elecciones 2015

Balotaje en Tierra del Fuego: la kirchnerista Bertone ganó las elecciones y será la nueva gobernadora

La senadora y candidata del FPV, con apoyo de la Presidenta y Scioli, se impuso al postulante de la UCR, Federico Sciurano

DYN01.JPG

En el balotaje para la elección de gobernador en la provincia de Tierra del Fuego, con el 86,8% de las mesas escrutadas, la candidata del Frente para la Victoria Rosana Bertone alcanza el 50,01% de los votos, contra el 46,46% del radical Federico Sciurano.

Con la ventaja de casi cuatro puntos, Sciurano declaró: “Reconocemos el triunfo de la senadora Bertone”. Asimismo, reveló que tras terminar su mandato como intendente de Ushuaia en seis meses, se va a retirar de la política “por un periodo bastante largo”.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, el secretario General de la Presidencia, Eduardo “Wado” De Pedro, y el ministro de Educación Alberto Sileoni llegaron a Río Grande para sumarse al festejo del oficialismo.

Durante los festejos por la victoria, Bertone agradeció a la presidenta Cristina Fernández y al candidato presidencial Daniel Scioli por el respaldo que le brindaron durante su candidatura.

Además, agradeció a la “unidad de los espacio que componen” el FpV y reveló que habló con el hijo de la Presidenta, el candidato a diputado Máximo Kirchner, a quien le aseguró: “Néstor (Kirchner) nos ayudó desde arriba”.

Tras considerar que se trató de un “triunfo de la democracia”, resaltó que el FPV “ganó en las tres ciudades” de la provincia.

En la primera vuelta, la semana pasada, ninguno de los candidatos obtuvo el 50% de los votos y de ahí que fuera necesario acudir otra vez a las urnas: Bertone consiguió el 42,2% de los votos y Sciurano el 33,1 por ciento.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas