Internacionales

Pese a las críticas, se hizo la feria en la que mataron a 10 mil perros

Los organizadores están acusados por la crueldad de sus métodos. Además, de robar animales de compañía para carnearlos

perros-cocinados-exhibidos-feria-Yulin

A pesar de las críticas mundiales por la matanza de miles de animales, los restaurantes en la ciudad de Yulin, al sur de China, comenzaron ayer el polémico festival anual de carne de perro. El gobierno local se distanció de la organización y anunció restricciones, pero los comerciantes afirman que están registrando un “excelente” nivel de ventas.

Los propietarios de los restaurantes defendieron el festival y aseguraron que comer carne de perro es tradición durante el verano. En tanto, los defensores de los derechos de los animales sostienen que el festival no tiene valor cultural y que sólo se inventó con fines comerciales.
Unos 10.000 perros son carneados para el festival que se efectúa en la empobrecida zona rural de Guangxi Zhuang.  “En su mayoría son animales de compañía que han sido robados. Y los camiones que traen hasta aquí su carne violan las leyes, muy explícitas, de China sobre los animales destinados al consumo humano”, declaró Adam Parascandola, encargado de las cuestiones relativas a la crueldad hacia los animales en la Humane Society, una asociación con sede en Washington. “¿Durante cuánto tiempo va a dejar China a las autoridades de Yulin violar la ley de esta manera?”, preguntó en un comunicado.

Parascandola dijo que junto con activistas chinos presenció maltrato de perros en un matadero de Yulin el domingo por la mañana. “Un hombre llega a la jaula con un garrote y empieza a golpear a los perros, pero los golpea y golpea sin que mueran y los perros ladran desesperadamente y tratan de escapar. Es realmente dramático’’, afirmó. Además, dijo que se sorprendió por la gran variedad de razas de perros que llegan vivos al mercado.

Aparentemente preocupado por la imagen internacional negativa, el gobierno local afirmó no tener ninguna vinculación con el festival y dijo en una declaración que no patrocinaba ni promovía el evento. Agregó que controlará el orden público y castigará todo robo o envenenamiento de perros y que no se permitirá carnear animales en público ni servir comidas en la calle.

Pero los propietarios de restaurantes dijeron que el festival atrae a miles de entusiastas, que ayer llenaron sus mesas, muchas ubicadas en plena calle a pesar de la  prohibición. “Comer carne de perro es una tradición local”, afirmó una recepcionista en el restaurante Longmen.

Ayer, un grupo de militantes que protestaban contra el festival fueron dispersados a la fuerza por desconocidos. Además, algunas celebridades, como el comediante británico Ricky Gervais y la modelo brasileña Gisele Bundchen han reclamado la eliminación del festival y más de tres millones de personas firmaron peticiones de protesta, afirmó Shareeza Bhola, representante de comunicaciones del sitio change.org.

Ante la pasividad de las autoridades, algunos tomaron medidas por su cuenta: la activista Yang Xiaoyun, de 65 años, hizo una viaje de 2.000 kilómetros hasta Yulin y pagó 1.127 dólares para salvar a un centenar de animales de su sacrificio.

 

Fuente: Clarín

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)