Elecciones 2015

El vice de Massa admite que “todo el mundo sabe que no está muy bien en las encuestas”

A pesar de reconocer que no el tigrense no mide bien, el salteño Gustavo Sáenz lo defendió: "Es de esos hombres que cuando un amigo está mal, lo acompaña"

massa

A horas de haber sido elegido como compañero de fórmula de Sergio Massa para las elecciones presidenciales, el intendente electo de Salta, Gustavo Sáenz, admitió hoy que “todo el mundo sabe” que el ex intendente de Tigre “no está muy bien en las encuestas”.

Tras reconocer esa debilidad electoral aclaró que Massa es “de esos hombres que cuando un amigo está mal, lo acompaña”. Sáenz fue elegido por Massa para integrar la fórmula que el 9 de agosto irá a internas por el espacio UNA, en el que se enfrentará al binomio que componen el gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota y Claudia Rucci. 

En declaraciones esta mañana a la FM local Aries, Sáenz enfatizó que “es un honor para un salteño y para cualquiera que hace política ser candidato a vicepresidente”.

El compañero de fórmula de Massa se impuso en abril pasado al macrista Guillermo Durand Cornejo en la interna del frente Salta Somos Todos, y en mayo derrotó al kirchnerista Javier David para quedarse con la intendencia de la capital provincial.

En ese contexto, admitió que “todo el mundo sabe que Massa no está muy bien en las encuestas”, pero remarcó que es “de esos hombres que cuando un amigo está mal, lo acompaña”. “No podía decirle que no a un hombre que estuvo conmigo en mi pelea por la intendencia salteña en la que yo no era favorito”, agregó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Advertencia de Prat-Gay: ¿se cae el proyecto de Ganancias aprobado en Diputados?

El ministro aclaró que los gobernadores no apoyarían el cambio dispuesto en Diputados, por lo que el Senado podría rechazar el proyecto de reforma de Ganancias surgido del pacto entre el massismo y el kirchnerismo

El día que Néstor Kirchner decidió no pagar Ganancias por decreto

Tal como reveló el titular del GEN bonaerense, Gerardo Milman, el ex presidente tomó esa decisión en 1997, cuando era gobernador de la provincia de Santa Cruz