Sociedad General

“Sugar daddy”: las jóvenes británicas buscan quien les pague la facultad a cambio de sexo

La BBC se sumergió en el mundo de las jóvenes universitarias que buscan una "figura paterna" que pague sus estudios, sus gustos y caprichos. ¿Una manera disimulada de comercio sexual? No todas están de acuerdo

sugar daddy

Es una tendencia que avergüenza aceptar: cada vez más mujeres en el Reino Unido buscan activamente un “sugar daddy”, como se llama en la jerga a un hombre maduro y económicamente solvente que les ofrezca dinero a cambio de una relación.

¿Son estas relaciones, entendidas como “mutuamente beneficiosas” o “transaccionales”, una forma azucarada de referirse a la prostitución?

Historias reales

¿Qué dicen las jóvenes que buscan este “adulto” que les pague sus gustos y, por qué no, sus estudios?

A sus 22 años, Freya no muestra ningún indicio de verguenza cuando admite que decidió comenzar a acostarse con hombres mayores para conseguir dinero durante su época universitaria.

“Me encanta el sexo”, dijo a la BBC. “Y lo hago bastante bien. Así que conseguir un ‘amante ricachón’, o incluso dos, era una elección lógica.”

Según informó La Nación, Freya es solo una de las muchas estudiantes en Reino Unido que, abrumadas por la deuda, han decidido convertirse en “sugar babies”: mujeres jóvenes que aceptan citas con hombres maduros y ricos, a cambio de dinero y regalos.

“Mi sugar daddy casado me dio 1.000 libras (US$1.600 aproximadamente) por una noche. El sólo estaba interesado en el sexo. Pero mi sugar daddy divorciado me daba entre 1.000 y 2.000 libras, a modo de subsidio”.

¿Fue esta su primera opción para solventarse? No. Freya lo explica: “Tuve dos trabajos durante mi primer año. Era horrible, ganaba 5 libras (menos de US$ 8) la hora trabajando en un bar y, además, eso estaba afectando a mis estudios.”

“Pero de esta manera, con mis sugar daddies, podía concentrarme al cien por cien y al final hasta logré sacar una distinción en mis estudios”.

Pero la joven no se engaña, y admite: “Sí, en realidad se trata de prostitución, pero creo que hay un estigma ridículo asociado con esa palabra”

A pesar de reconocer que lo que hacía era un trabajo sexual, Freya considera que siempre mantuvo cierto grado de control.

“Eran hombres muy atractivos, los seleccionaba muy cuidadosamente”, explica.

Una salida puramente económica

La prostitución en Inglaterra es, como en Argentina, ilegal, por lo que las páginas web de “sugar dating”, que se dedican a contactar a estas jóvenes con sus “benefactores” no definen su actividad como un servicio de venta sexual.

“Inscríbete en Sugar Baby University, consigue que un patrocinador generoso pague tu universidad”, recita una dulce voz femenina en un anuncio online.

Angela Jacob Bermudo es la directora de prensa de esta página web.

“No creo que el sexo sea algo esperado, sino, más bien, algo a lo que se aspira”, dijo a la BBC.

“Una sugar baby logra estabilidad financiera a través de una prestación mensual, además de mentoría y de oportunidades de networking”, insistió la especialista. “En Reino Unido, los estudiantes son quienes más demandan este tipo de servicios”.

Una vida de lujos pagada por terceros

“¡Somos las mujeres jóvenes quienes realmente tenemos el poder!” exclama Alana, sugar baby de 28 años, que considera que este tipo de actividad es como un parque de atracciones para adultos.

“He perdido la cuenta del número de (bolsos) Louis Vuittony de las vacaciones, en Nueva York y las Bahamas”.

Alana afirma que, al día de hoy, cuenta con 13 sugar daddies, pero que ha llegado a tener al menos 40 durante todos estos años, pero que sólo se acostó con tres de ellos.

“Siempre termino logrando lo que me propongo. Y de eso se trata todo esto. Tienes que saber jugar a este juego”, dice Alana.

Ahora tiene 28 años, sin novio a la vista. “A veces te sientes sola. Es de noche y estás viendo una película y te gustaría tener algo de compañía. No simplemente un hombre, sino una pareja, un novio”.

“¿Pero sería eso suficientemente bueno para mí ahora mismo? ¿Sería satisfactorio?”

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015