YPF estatal

Con YPF estatal liderando, el precio de los combustibles en Argentina está entre los más caros de Sudamérica

Todo lo contrario a lo que se esperaba. Desde la estatización de YPF en abril del 2013, el precio de las naftas no cesó en su carrera ascendente

DYN46.JPG

Desde que Miguel Galuccio, de la mano de la estatización, está a cargo de la petrolera más grande del país, los combustibles en Argentina subieron mucho más que la inflación, lo que se reflejó en un incremento del precio de las naftas también medido en dólares.

Precios de la nafta súper, en pesos por litro

aumento-de-la-nafta

El aumento se dió por completo durante la gestión de la presidenta Cristina Kirchner.

En diciembre de 2007,  mes en que Cristina Kirchner asumió la presidencia de manos de Néstor, el litro de nafta súper en el país costaba, en promedio, 2,23 pesos por litro. Por ese entonces, un brasileño pagaba casi dos veces más, al igual que un chileno y un uruguayo. En fin, por mucha distancia, la Argentina tenía los precios más bajos de la región.

Luego de 8 años en el poder, Cristina dejó al país en el podio de precios a nivel internacional. La Argentina ahora está segunda entre los países con combustibles más caros de la región, sólo detrás de Uruguay. Hasta marzo, el litro de súper costaba $ 11,9, 28% más que en Brasil, 20% por encima de Chile y Perú, y 47% más que en México.

Las comparaciones están hechas a partir de la conversión de los precios de cada país de dólares corrientes a pesos corrientes y se desprenden de los informes de precios de los últimos años que hace la consultora Montamat & Asociados.

La causa a la escalada de los precios se originó en el cambio de mando en las cuestiones energéticas que dispuso la Presidenta. Con la estatización de YPF, el Gobierno se mostró mucho más propenso a autorizar subas que antes no autorizaba

En noviembre de 2007, Moreno promovió una resolución que fijó el precio del barril de crudo para el mercado interno en US$ 42, algo que les impidió a las petroleras disfrutar del precio récord del mercado internacional, que en junio del año siguiente alcanzó los US$ 143. En la Argentina, costaba menos de un tercio. Los favorecidos fueron los consumidores, a costa de una caída de la actividad y la falta de incentivos para invertir en destilerías.

A fines del año pasado, con otros intérpretes, pero la misma bandera política, se escribió una historia distinta. El Gobierno impulsó un acuerdo con las productoras de crudo y las refinadoras para bajar U$S 7 el barril en el mercado interno, que quedó en U$S 77 en su variedad Medanito (el que mejor rinde en las refinerías), en aquel momento 52% por encima del precio internacional. “Durante mucho tiempo el sector petrolero subsidió el crudo que vendió al mercado local y esto se tradujo en combustibles más baratos; a partir de los últimos meses del año pasado, son los consumidores argentinos los que subsidian la industria petrolera”, explicó el ex secretario de Energía Daniel Montamat.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34