Política

Renunció el secretario privado de Cristina, hijo del ex jardinero millonario de los Kirchner

Pablo Barreiro, de 31 años, había sido nombrado en el cargo el 17 de enero de 2010 con tan solo 26 años

pablo-barreiro

La presidenta Cristina Fernández aceptó hoy la renuncia de Pablo Barreiro, quien desde 2010 se desempeñaba como uno de sus secretario privados.
“Acéptase, a partir del 8 de junio de 2015, la renuncia presentada por el señor Pablo Erasmo Barreiro al cargo de Secretario Adjunto de la Presidenta de la Nación”, señala el decreto 1158 publicado hoy en el Boletín Oficial.

LEA MÁS  Denunciaron a Michetti y Durán Barba por presunta red de trolls

La resolución, que lleva la firma de la propia Cristina Kirchner y del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, agradece además “al funcionario renunciante los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”.

Barreiro, de 31 años, había sido nombrado en el cargo el 17 de enero de 2010 con tan solo 26 años. Es hijo de Ricardo Barreiro, amigo de la familia Kirchner, que también se desempeñó secretario privado durante la presidencia de Néstor Kirchner.

LEA MÁS  Macri, sobre las denuncias contra Carrió: "Confío plenamente en ella"

Carrera meteórica

Barreiro padre pasó de encargado de la residencia de la gobernación en El Calafate en los noventa, a empresario hotelero en los últimos 10 años. Es el dueño de un hotel spa 5 estrellas en Tucumán, cabañas en la villa turística santacruceña y empresas de transporte y logística.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer