Economía

La presión impositiva es récord y no cede ante la caída de los mercados

Argentina tiene una presión tributaria más fuerte que la de las economías de bienestar europeo, y la promesa electoral de los presidenciables de aliviar esta carga no parece viable con el déficit fiscal del país

ministerio-de-economia

Las economías regionales se quejan de la carga de las retenciones y de impuestos como los ingresos brutos en su actividad golpeada por el cierre de mercados externos. Lo que los productores agropecuarios producen y logran vender, con la caída de los precios internacionales, apenas alcanza para pagar las tasas de impuestos, que se mantienen al mismo nivel al que tenían con las commodities a cifras récord. Las centrales gremiales de trabajadores volvieron a establecer un nuevo paro contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para reclamar la baja del Impuesto a las Ganancias sobre los asalariados: será el sexto en lo que va del año.

Todos los reclamos son el emergente de una presión impositiva récord para la Argentina, que puede acercarse hasta el 50 por ciento del Producto Bruto Interno.

Según un informe realizado por Cecilia Boufflet para El Cronista, la carga tributaria es exorbitante, y en el acumulado de Nación, provincias y municipios, llega al 42% del PBI. Pero si se le suma lo que los economistas llaman el impuesto inflacionario (estimación de la pérdida del poder adquisitivo que sufre el sector privado por la suba de precios y que capitaliza el Estado por el aumento de la recaudación) el peso de los tributos sobre la economía alcanza al 45%. Eso representa un aumento de casi el 100% en comparación con el 2003, año en el que se inició la primera gestión de los Kirchner, con el 23,4%.

Pero, además, no se aproxima ni por asomo a los niveles históricos de carga tributaria de la Argentina. En la década del 80, el año de presión impositiva más alto fue 17,8%, en 1986; y el más bajo, en el 83, con un 11,5%. En los ‘90, los impuestos estuvieron un escalón más arriba, variando entre un mínimo de 16,15%, en 1990, y un máximo de 21,6%, en 1993.

El mundo

La periodista de El Cronista, realizó una comparación global donde muestra las distorsiones argentinas. Con una presión fiscal del 45%, la Argentina triplica el 15% que estima la Cepal para Latinoamérica y sólo es superada a nivel internacional por Bélgica, con el 47%; Suecia, con el 46%, y empatada por Francia, con el 45%; y está por encima de Finlandia y Noruega, que tienen una carga del 44% y forman parte del grupo de países escandinavos con políticas de economía de bienestar. A no ser que se le consulte al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que considera que Alemania tiene mayor pobreza que la Argentina, es indudable el consenso sobre el nivel de retribución que tiene el Estado sobre los ciudadanos en esos países en términos de salud, educación, seguridad y protección social en comparación con la Argentina.

Gentileza: Cronista.com

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión