Salud

Las aguas saborizadas ¿una opción saludable?

Estudios del Centro Médico Fundación DAAT aseguran tomar medio litro de cualquier agua saborizada equivale a comer cinco sobres de azúcar

Aguas saborizadas

Las aguas saborizadas penetraron el mercado de las bebidas con mucho éxito y con una publicidad que las vende como una bebida natural y saludable, algo que según estudio científico no es verdad.

Según advierte un estudio realizado del Centro Médico Fundación DAAT y publicado por la periodista Rosalia Draletti en diario Perfil, una botella individual de 500 ml de un agua saborizada de las más populares equivale en realidad a consumir 5,3 sobres de azúcar de 6 gramos, que aportan 125 calorías. Mientras que una botella de un litro y medio, que se toma en la mesa familiar, implica un consumo equivalente a 16 sobres de azúcar, es decir, 96 gramos.

“Como no tienen gas, los jóvenes las aceptan y se vuelcan hacia este tipo de bebidas, que cada vez crecen más en el mercado. Es una tendencia que se observa: la gente piensa que son más saludables, pero en realidad lo son sólo en la medida que se haga ejercicio diario. Si no, esa azúcar se incorpora al cuerpo, se metaboliza mal y se acumula en forma de grasa”, explica Viviana Baranchuk, directora del centro médico Fundación DAAT.

“Las personas hoy saben perfectamente que deben tomar más de dos litros de agua por día, o lo más parecido al agua, como las infusiones y jugos de fruta naturales. Pero las aguas saborizadas se prestan a confusión, porque su composición da a pensar que son más saludables”, subrayó Ximena Barcia, nutricionista y miembro del Colegio de Nutricionistas de Buenos Aires.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud