Policiales

Condenan a un policía que forzó a un adolescente a comer su propio vómito y materia fecal

Se trata de Gabriel Gerbaldo, quien detuvo ilegalmente a un joven de 15 años y luego lo torturó. También se encuentra implicado en el hallazgo de un joven crucificado

joven crucificado

El policía Gabriel Gerbaldo fue condenado a cinco años de prisión por llevar adelante horrendas torturas que recuerdan a las peores prácticas del último Proceso Militar.

En abril del año pasado, Gerbaldo detuvo de forma ilegal a un chico de 15 años en la ciudad santafesina de Frontera. Allí, obligó al adolescente a comerse su propia materia fecal y luego lo hizo tomar orina de los policías y de otros detenidos.

LEA MÁS  Balearon el vehículo policial que trasladaba a un delincuente enemigo de Los Monos

Tras este episodio ocurrido en abril del año pasado en la ciudad santafesina de Frontera, el joven vomitó. Entonces, según relatan los investigadores, Gerbaldo lo obligó a tragarse su propio vómito.

En la misma causa se encuentran imputados otros dos efectivos de la fuerza, quienes posiblemente sean juzgados en los próximos meses en un debate oral.

LEA MÁS  La Justicia avaló al INDEC de Moreno ante el reclamo de un bonista

Estos tres policías implicados son los mismos que están imputados en otra causa penal del año pasado por el hallazgo de un joven crucificado en la localidad limítrofe de San Francisco, Córdoba, en cuyo cuerpo fue encontrado un papel con la leyenda “No robarás”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO