Política

Tras el ataque oficial, la Iglesia salió a respaldar al juez Fayt

El cardenal Mario Poli le envió una carta de apoyo al magistrado. Además, aseguró que los ataques hacia su persona "vulneran no sólo el orden constitucional, sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica"

carlos fayt

La Iglesia respaldó este domingo al juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, de 97 años, quien sufrió el mes pasado una feroz embestida del Gobierno Nacional. 

El cardenal Mario Poli, muy cercano al papa Francisco, le envió una carta al magistrado en la que asegura que los ataques del oficialismo “vulneran no sólo el orden constitucional sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica”. Así lo informó el diario Perfil.

“Los ancianos representan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invitan a no repetir las nuevas tendencias de la humanidad”, indicó Poli, tras expresarle “solidaridad y gratitud por el servicio que entrega generosamente” a la Argentina.

Además, el cardenal le contó que tuvo “la suerte” de formarse “como obispo junto al que ahora es el papa Francisco” y, por lo tanto, conoce “su pensamiento ante el atropello y postergación de los ancianos por el sólo hecho de serlo”.

El kirchnerismo viene impulsando el juicio político contra Fayt, quien consideran no tiene las aptitudes psiofísicas necesarias para su puesto.

En la Casa Rosada buscan evitar cualquier posibilidad de que el letrado trate antes de fin de año dos de las causas que más preocupan a Cristina Kirchner: la investigación de las cuentas de su empresa Hotesur y la constitucionalidad del memorándum firmado por el Gobierno con Irán.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”