Salud

¿Decidiste ponerte a dieta? Tené en cuenta estas recomendaciones

Las recomendaciones son muchas y la paciencia, tal vez, sea poca. No hace falta que sigas todas las recomendaciones al mismo tiempo, pero tratá de sumarlas de a poco a tu vida para que tu dieta haga efecto más rapidamente

Alimentos

Tomaste la decisión y no estás dispuesto a posponerlo, una vez más, hasta el lunes. El paso más importante ya está hecho: estás mentalizado.

Ahora, para ayudarte a plenear tus comidas y a no abandonar a medio camino de tus metas, te ofrecemos una serie de pautas que te ayudarán y motivarán a conseguir reducir esos kilos de más.

—La dieta es, de ahora en más, tu criterio. La información nos hace responsables de nuestros resultados y nos permite cumplir nuestros objetivos sinceros. No te vuelvas obsesivo con la comida, y más bien pensalo como un criterio que puedas mantener para el resto de tu vida.

—Elegí, dentro de la dieta que seguís, los alimentos recomendados. También son una opción adecuada los alimentos neutros, y tratá de evitar los famosos “permitidos”.

—Comé con moderación, con sentido común y elegí alimentos naturales y frescos, procurando prescindir en lo posible de alimentos envasados o muy manufacturados. Los alimentos, cuanto más frescos, más enzimas, mejores aminoácidos y proteínas, mayor contenido en vitaminas y minerales.

—Para cocinar, colocá el alimento en el agua cuando esta esté hirviendo. Para hacer caldos, poné los alimentos en el agua antes de que hierva.

—No comas alimentos muy fríos o muy calientes.

—Ingerí primero los alimentos crudos, y después los cocinados.

—En los primeros días es posible que puedan aparecer ligeros síntomas de malestar, dolor de cabeza, fiebre, catarros, debilidad, estreñimiento, etc, ya que el cuerpo está reaccionando al cambio de alimentación desintoxicándose. Son síntomas buenos. No trates de frenar estos síntomas con medicación, a menos que sean realmente incómodos o intensos.

—Es muy importante beber abundante agua para que el riñón elimine el exceso de toxinas que están en circulación por el organismo, ahora buscando una vía de salida. Va a eliminar el exceso de bilis, los sedimentos de arterias, venas y capilares, los depósitos artríticos de las articulaciones, los conservantes alimenticios, los restos de fármacos, residuos intestinales, etc., que hemos tenido acumulados durante tanto tiempo.

Tomá al menos 8 vasos de agua mineral por día. Es preferible el agua baja en minerales). Evitá llegar a tener sed. La orina debe tener un color amarillo pálido.

—Tomá poco líquido durante la comida. Los líquidos fríos inactivan las enzimas digestivas. Y recuerde: el buen bebedor de vino bebe agua en la comida para quitar la sed, y elige un vino bueno para combinar su sabor poco a poco con el de los alimentos (no para quitar su sed).

—No tomes café con las comidas. Éste bloquea la absorción del hierro de los alimentos. Es mejor consumirlo 2 horas después o una hora antes de las comidas. Modere su consumo. Un solo café diario ya genera adicción.

—Respete la combinación adecuada de los alimentos, el orden para consumirlos, la cantidad correcta, el momento correcto.

—Mastique repetidamente los alimentos para que se digieran con más facilidad. Mastique, mastique, mastique. Coma lentamente (saborear, disfrutar y celebrar la comida).

—No se sienta culpable cada vez que de un paso hacia atrás, pero procure dar cuantos más pasos hacia adelante le sea posible.

—Haga que el aspecto de sus platos sea atractivo y apetitoso.

—Comé cuando sientas hambre y siempre de forma relajada. Lo ideal es generar un ciclo de una ingesta cada tres horas. Evitá las hipoglucemias o “bajadas de azúcar”. Es posible que al principio necesite picar algo (de los snacks admitidos) cada dos horas.

—Tratá de descansar al menos durante 30 minutos después de comer.

—Aprendé a comer cereales y legumbres (pero en cantidades moderadas para que se puedan digerir).

—Coma frutos secos crudos o tostados (no fritos y con sal).

—Es importante incluir grasas buenas en su dieta: usá aceites de calidad, consumí pescado azul, huevo, frutos secos, aceitunas y aguacate.

—No consuma azúcar ni abuse de alimentos que lo contengan, pues bloqueará por completo sus resultados. Esto incluye las cerveza, el alcohol y los productos de panadería.

—Reducí el consumo de alimentos con gluten: trigo, productos con harina de trigo, cebada, centeno, kamut, espelta, cuscús, soja, productos de vaca pasteurizados

—Evite todo lo que pueda el consumo de sodas, sobre todo las edulcoradas con siropes de fructora, pues actúan sobre la acumulación de grasa, triglicéridos, ácido úrico, etc.

—No abuse del consumo de sal. Utilice especias, sazonadores, plantas aromáticas, salsa de soja (tamari), umeboshi.

—No consuma vegetales crudos (ensaladas) en la cena. Ahí son preferibles las verduras cocinadas.

—Tratá de evitar los hidratos complejos en la cena: arroz, papas, legumbres, pan, pastas y harinas generan un depósito de energía que es mejor evitar por la noche, salvo que haya tenido un entrenamiento próximo.

—Si incluye arroz o legumbres en su comida, que sea siempre como guarnición, una cantidad pequeña de acompañamiento que puede combinar con verduras ( y con carne o pescado si su programa se lo aconseja)

—Si aparecen como aconsejados, también consuma cantidades pequeñas en el caso de las patatas y el maíz (su harina tiene un potente efecto insulínico, muy frecuente en forma de galletas o tortas).

—Cuanto menos lácteo mejor. Si se le permiten yogures, que no sean azucarados. Si se le permite leche, es preferible semidesnatada y cruda.

—Evite el consumo de bebidas de soja, postres de soja y, en general, deproductos de soja no fermentada. Si están fermentados el tamari, miso, natto, tempeh.

—No consuma fruta con las comidas. Nunca con carnes o verduras crudas. Combina bien con frutos secos, cereales o lácteos.

—No comas lo mismo todos los días.

—No te saltees comidas.

—No te excedas con los condimentos. Disfrutá el sabor natural de los alimentos.

—No cocines con manteca.

—No comas fritos ni rebozados. La comida puede ser cruda fresca, al vapor, cocida, a la plancha, al horno, salteados.

—No cocines en una sartén donde queden restos de grasas calcinadas.

—No comas cuando te sientas estresado. No te sientas estresado por comer.

—Use pasta dentífrica sin flúor.

—Consuma el menor número de fármacos o laxantes.

—Si fuma, primero acostúmbrese a alimentarse sin azúcares y luego deje de fumar.

 

—Descanse cuando se encuentre cansado. Cerrar los ojos 10 minutos en un ambiente tranquilo es un gran remedio antiestrés, y le permitirá tener un mayor nivel de actividad y rendimiento posteriormente.

—Acuéstese temprano, a temperatura confortable, tras un rato relajado y con digestión fácil. Es crucial respetar el sueño y sus ritmos.

Y, por último, “nos siga todas las indicaciones anteriores al mismo tiempo: no hace falta ser perfecto para ser feliz y hacer las cosas bien».

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El dólar mayorista tuvo la mayor suba semanal de los últimos cinco meses

Saltó 10 centavos este viernes y cerró a $ 15,94; por su parte, en el promedio de bancos y casas de cambio de la City, la divisa terminó vendiéndose a $ 16,10

Video: estudiantes secundarios insultaron a Vidal en un acto en Chapadmalal

La visita de los principales integrantes de Cambiemos a la ciudad del partido de General Pueyrredón comenzó con un mal momento, luego que la gobernadora fuera repudiada en un acto estudiantil