Música

John Goodblood & The Vultures: una joyita del blues escondida en el underground porteño

Nacido en Estados Unidos, este artista del Blues al frente de una banda de buitres desarma públicos del under a puro placer. Conocé un poco más del submundo del rock

Goodblodd

La avenida Córdoba está vacía cuando, a las tres de la mañana, el humo invade el acotado escenario del club de arte Vuela el Pez  y da la entrada a cinco jóvenes de camisa y corbata. John Goodblood & The Vultures llevan el Blues en la sangre, y es una enfermedad infecciosa.

Es cómo canta, y no sus movimientos espasmódicos ni los problemas técnicos que se presentan (con los que él se regocijará con un simple: “Me gustó ese caos de la noche”), lo que deja a la gente pegada a sus sillas en un silencio hipnótico.

Lucas Ozols en el violín, Martin Pineda en guitarra, Maxi Turco en el bajo e Iván Tapia en la batería acompañan la voz que llena el espacio de gente que se pega en la oscuridad, y crea un clima que ninguno de los artistas que se presentaron hasta el momento logró. Parece pecado hasta aplaudir, no vaya a ser cosa que se rompa la magia.

John Goodblood nació y creció en Estados Unidos (en Lafayette, Louisiana, para ser exactos) pero hay algo en su música y en sus letras que no podría ser más argentino.

Tal vez sea esa mezcla de tristeza e indignación que acompaña al Blues desde sus orígenes o tal vez sea que, en medio del repertorio, le dedica una canción al fallecido Alberto Nisman y canta: “Here’s to the Romans/ Them with all their power / And all they’ve stolen with every passing hour / The deputy was found dead / They put a bullet right through his head “. Tal vez John no sea argentino, pero sí lo era su padre, y este músico entiende su contexto.

El Blues no le escapa a nada y, en el escenario, con una voz entre partida y nasal, Goodblood entona también un tema para el único argentino condenado a muerte en Estados Unidos, que todavía espera su hora, y para una Cenicienta morocha que le robó el corazón. Todo marcando el tiempo para su orquesta de buitres, impecable e impresionantemente clara.

Con su EP “Cabaret Blues” publicado (que se puede escuchar acá) y “Black Skinhead”, su segundo trabajo, en camino, estos bluseros del underground cultivan su propio nicho de fans. Fans que cantan, aplauden, gritan los nombres de todos y hacen silencio mientras, en el escenario levantado a medio metro del piso, su cantante se desgarra la garganta a capella, con y sin micrófono.

John Goodblood & The Vultures nacieron para llenar teatros, aunque el Blues haya nacido en la calle, donde estos músicos se fueron encontrando y conociendo, y es imperdonable dejar que una música así pase desapercibida.

 

Podés seguir a esta increíble banda en Facebook y Twitter, o pasar a verlos en la galería de arte El Códice (Medrano 627) el 26 de junio, donde compartirá una noche oscura con otros fantasmas de la música de la ciudad.

Si todavía te quedas con ganas, el 18 de julio se presentan también en The Temple Bar (Marcelo T. de Alvear 945), siempre a las 21hs.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”