Escándalo en la FIFA

Confirmación en puerta: Burzaco negoció con el FBI para actuar como arrepentido

La categoría, presente en el sistema judicial de los Estados Unidos, permite negociar las penas a cambio de la devolución de dinero producto de la corrupción y de información esencial

alejandro-burzaco

El ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, se habría presentado ante la fiscalía federal del distrito sur de Manhattan bajo la categoría correspondiente a la figura penal de “arrepentido”.

Esta clasificación, presente en el sistema judicial de los Estados Unidos, permite negociar las penas a cambio de la devolución de dinero producto de la corrupción y de información esencial para asegurar la continuidad del proceso legal que lleva adelante la Attorney General de los Estados Unidos, Loretta Lynch.

De todas formas, un interrogante cuya respuesta no es tan clara es si Burzaco, que fue beneficiado por la Justicia y esperará que se defina su extradición en un lujoso hotel de la ciudad de Bolzano (Italia), dará información sólo sobre la FIFA o extenderá su testimonio a los negocios con nuestro país.

La acusación fiscal, en su punto 10, involucra al fallecido Julio Grondona, el ex presidente de la AFA, por el supuesto cobro de una coima de 3 millones de dólares sobre un total de 15 millones a partir de 5 copas América.

Según lo publicado por el portal Informador Público, la oposición estima que Burzaco puede vincular al Gobierno nacional a la causa judicial como responsable del financiamiento integral del Fútbol para Todos, aunque mucho depende de cuál sea el objetivo de la fiscalía de Nueva York.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud