Salud

Siete errores comunes que cometés a la hora de ir al gimnasio

No desperdicies tu plata ni las ganas que juntaste para anotarte: acá, te pasamos los errores más comunes que la gente comete cuando decide empezar a ejercitarse, desde quemar todas sus energìas el primer día, hasta dejar de comer

Ejercicio

Decidiste empezar y, aunque tenés todas las pilas mientras das tus datos y pagas, y te prometés no desperdiciar ni un pedo de la cuota: hacés spinning a la mañana, clase de kickboxing a la tarde, usás la cinta y después te metes (si tenés suerte) al sauna. Pero esas ganas decaen: la segunda semana sólo vas dos veces, comes poco para bajar de peso más rápido) y a la tercera semana no te podés levantar de la cama.

¿Cómo evitar este cicli sin fin? Te detallamos los malos hábitos más frecuentes a la hora de anotarte (y visitar) un gimnasio:

1- Elegir el lugar equivocado

Si el gimnasio queda lejos de tu casa o del trabajo, te va a costar ir. Buscá uno cerca y, si no hay, optá por salir a trotar  al aire libre. La locación es clave en el momento de motivarte, sobre todo si sos más bien holgazán.

2- Agotar todas tus energías al principio

Despacio se llega más lejos, y el ejercicio es algo que tenés que incorporar en tu vida de manera progresiva. Por eso, es mejor poco y sistemático, que mucho y esporádico. Además, si te esforzás más de la cuenta vas a terminar  dolorido y sin ganas de volver. Empezá con dos veces por semana y andá aumentando de a poco.

3- Olvidarte del calentamiento

Antes de comenzar, lo lógico es que hagas unos cuantos ejercicios de extensión para preparar los músculos. Al terminar tu entrenamiento, repetí esa rutina para evitar lesiones.

4- Ejercitar sólo la lengua 

Entendemos que el gimnasio sea un lugar donde podés conocer gente (incluso del sexo opuesto), pero recordá que no es la lengua lo que viniste a modelar, ¡sino tu cuerpo!

5- Tomar poca agua

Corrés en la cinta, levantás pesas en las máquinas, te metés en el sauna para seguir transpirando… ¡¿y no te hidratás?! Grave error. Mientras más ejercicios realices, vas a necesitar más agua. Y hasta cuando estás sudando tranquilamente en el sauna, debés vigilar tu hidratación. Recordá tener siempre a mano tu botellita.

6- Evitar la pileta que dicta la rutina

Nadar es un gran ejercicio, que pone en movimiento casi todos los músculos. Así que aprovechá la pileta del gimnasio para algo más que refrescarte. Nadá al menos 20 minutos (sólo después de ese tiempo quemás grasas). Y no mantengas la cabeza hacia arriba para no tensar el cuello, y evitar contracturas.

7- Alimentarse mal, o poco

No creas que por dejar de comer vas a bajar de peso más rápido. Al contrario: el metabolismo se acelera al máximo cuando consumís algo dentro de los 30 minutos posteriores al ejercicio. Optá por las proteínas, ensaladas, granos o frutas.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro