Elecciones 2015

La pregunta de la política argentina: ¿Macri apuesta a ganar en el ballotage o sabe que pierde?

Tanto el PRO como Carrió apoyarían la teoría razonable de que no hay que unirse al PJ en ninguna de sus variables y conservar la identidad propia

scioli_macri

La opinión de cada vez más analistas acerca del inminente triunfo de Daniel Scioli en las próximas elecciones presidenciales, lleva a que se considere la inflexibilidad de Mauricio Macri al negarse a acordar que Sergio Massa sea candidato a gobernador de Buenos Aires.

De esta forma, los expertos en política tienen un interrogante central: si el jefe de gobierno juega a perder o bien no es consciente de que no podría evitar su derrota frente al candidato del Frente para la Victoria.

De acuerdo a lo publicado por el portal Informador Público, el viernes pasado, en el encuentro de dirigentes del PRO realizado en Mar del Plata, Jaime Durán Barba mostró una encuesta que lo da ganador a Macri por el 3% de diferencia.

No obstante, en una charla de pasillo, durante el mismo encuentro, habría dicho que Scioli estaba tres puntos arriba.

La dirigencia de Macri y Carrió no tendría dudas de que el jefe de gobierno gana en la primera vuelta, porque consideran que los encuestadores, en su inmensa mayoría, están influidos por el Gobierno.

Por otro lado, en la mesa chica del PRO predominaría la opinión de que Scioli les lleva entre 7 u 8 puntos y que Macri sólo puede llegar a ganar en un ballotage.

En suma, la cúpula macrista sabe que tiene todas las de perder, pero hoy por hoy, tanto el PRO como Carrió mantienen la teoría razonable de que no hay que unirse al PJ en ninguna de sus variables y conservar la identidad propia, se gane o se pierda.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados