Ni en invierno: 5 recetas caseras para deshacerte de los callos

Cuesta trabajo, lo sabemos, pero los pies son una parte tan importante de nuestro cuerpo como el resto. Si la piel de los pies te molesta o incluso duele, no dudes en probar estas cinco terapias

pies

No importa la estación, nadie quiere sentir esa piel gruesa y fea que se forma en los pies por la constante fricción del zapato sobre la piel o una presión constante. En invierno, al no estar en contacto con exfoliantes naturales como la arena, la aparición de los callos empeora.

Un callo que no duele es como una dureza en la piel, es grande, no tiene núcleo y tiene un color amarillento. Aunque son feos, son también inofensivos.

Pero los que duelen son los pequeños, que tienen un núcleo que crece hacia el interior de la piel y ejercen mucha presión sobre alguna terminación nerviosa.

LEA MÁS  Las claves para reconocer un alimento en mal estado

Sea del tipo que sea, no dejes que te arruinen el día: acaba con ellos con estas recetas caseras y embellece tus pies.

Ajo

El ajo te ayudará a que el callo se vuelva blandito para poder quitarlo más facile. Aplicá jugo de ajo o ajo machacado y agregale aceite de oliva. Si te lo pones antes de dormir y lo dejas actuar toda la noche con los días vas a ver cambios en la dureza.

Manzanilla

La manzanilla también funciona para los callos ya que no solo suaviza la zona sino que ayuda a desinflamar por si hay dolor.

LEA MÁS  La verdad científica detrás de la famosa “Culebrilla”

Agregá cuatro cucharaditas de manzanilla a un litro de agua caliente. Dejá enfriar un poco al grado en que puedas meter los pies. Dejalos reposar un rato. No solo te ayudará con los callos sino que te ayudará a relajarte.

Aspirina y limón

Triturá dos aspirinas hasta que estén echas polvo. Sacale el jugo a medio limón y agregalo para que se forme una pasta. Aplicá la pasta al callo, cubrilo con una venda y ponete un par de medias para generar calor.

Esperá 20 minutos y retirá la venda. El callo estará muy suave para poderlo quitar.

Cebolla

Asá una cebolla y triturala muy bien. Aplicala en la zona haciendo un masaje suave durante unos cuantos minutos. Esto hará que el callo esté mucho más blando para retirar.

LEA MÁS  Descubren por qué el ejercicio no hace efecto en todas las personas

Para quitarlos:

Una vez que los callos estén blandos, secá los pies.

Frotá suavemente el callo con una piedra pómez o una lima para pies, hazlo con cuidado para que no te lastimes. No quieras quitar todo el callo en una sola sesión, hazlo en varias y con mucha precaución para no sangrarte o generar una lesión.

#Tip: Sólo puedes quitar los callos de la superficie, si éste es interno no uses tu propio corta callos ya que puedes infectarte la zona, acude a un podólogo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO