Polémicas declaraciones

Nadie resiste un archivo: Mira el video de un joven Sebastián Abreu despotricando en contra de los argentinos

El uruguayo que vistió las camisetas de San Lorenzo, River y Rosario Central, tenía una particular visión de los argentinos en 1993, cuando disputó el Sudamericano Sub 17 de Colombia: "Me quiebro antes de jugar en Argentina"

Sebastián Abreu, el uruguayo que vistió las camisetas de San Lorenzo, River y Rosario Central, tenía una particular visión de los argentinos en 1993, cuando disputó el Sudamericano Sub 17 de Colombia con la Celeste: “A los argentinos no los puedo ver ni en figuritas, no sirven para nada”, fueron las duras palabras de un joven Abreu, quien después le hizo honor a su apodo: “A Argentina no voy a jugar ni loco”.

“Argentina es un cuadro que llega a las finales y siempre arruga, porque todos los argentinos son así, no sirven para nada”, calificó Abreu en ese entonces. Y como si esto no fuese suficiente, agregó: “Yo a los argentinos no los puedo ver ni en figuritas. Esos muchachos a mí no me van a poder ganar nunca”.

Para el final dejó una declaración lacónica que, a la luz de lo que fue su carrera en los años subsiguientes, no la respetó a rajatabla: “Me quiebro antes de ir a jugar a Argentina, antes de jugar ahí prefiero matarme, porque en Argentina no juego ni loco”.

Hay que recordar que Abreu jugó en San Lorenzo (dos etapas), River y Rosario Central. O sea, que en Argentina jugó finalmente.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro