Sociedad

El joven que volvió del coma riendo con Francella, no recibe aún la cobertura de su obra social

Enzo Romano quedó postrado al intentar quitarse la vida de un disparo en la sien. Increíblemente mostró señales de recuperación cuando miraba al cómico desde su cama. La familia reclama a la obra social que sigue sin pagar la cobertura

enzo_romano_francella

Hace unos tres años, Enzo Romano había intentado suicidarse con un disparo en la sien pero no lo logró. Estuvo en coma casi dos meses y cuando despertó sólo podía mover los ojos.

Estuvo internado en el hospital Santojanni y desde aquel momento, su familia denuncia que la Obra Social De Trabajadores Vendedores De Diarios Revistas Y Afines (Ostvendra, la de los canillitas) evita gestionar y pagar la internación de Romano en un centro de rehabilitación, algo que corresponde para su estado de salud.

A pesar de que la Justicia falló favor de Romano, este pasó por un geriátrico y desde enero de este año está internado en una clínica común, sólo con atención de enfermeros.

Este caso salió a la luz en marzo de 2013, cuando el actor Guillermo Francella lo visitó en el Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC), de Balvanera, donde estaba internado. Resulta que el equipo médico que lo atendía notó que Enzo se reía cada vez que Pepe Argento, el personaje interpretado por Francella, hacía un chiste en el programa “Casados con Hijos”.

Era todo un avance en un paciente que no tenía expectativa de vida.

“Yo no creo ni que vuelva a caminar ni que recupere el habla, pero si él estuviera en un centro de rehabilitación con fisiatras, fonoaudiólogos y terapistas, podría aprender a comunicarse mejor y a comer”, dijo su hermana Camila. Estos logros se dieron porque el médico clínico Rodríguez Valcárcel decidió estar cerca de Enzo y porque su familia insistió mucho durante las visitas. Enzo no recibió contención psicológica por el intento de suicidio.

Romano pasó por varios lugares. En mayo de 2012 le dieron el alta en el Santojanni pero la obra social no respondía. Reaccionaron luego de que la familia les enviase una carta documento. En agosto internaron Enzo en el Instituto Coghlan, un geriátrico que no estaba en condiciones de alojarlo. En octubre por una infección urinaria que no podían solucionar en el geriátrico, Enzo fue trasladado a IMAC, donde lo visitó Francella. El rebote de la noticia acorraló a la obra social de los canillitas, que se comprometió a enviarlo a ALPI, el lugar propuesto por la familia. Pero a los meses lo sacaron porque Ostvendra no pagó la internación. Romano terminó otra vez en IMAC. En tanto el juez Horacio Alfonso falló a favor de la familia: dijo que le embargaría la suma del tratamiento a la obra social para ubicar a Enzo en el centro de rehabilitación que prefiera su familia.

Carmen cuida a su hijo cada noche en la clínica. Roberto deja el puesto de diarios después del mediodía para cubrir a su esposa. Camila se ocupa de Enzo los fines de semana.

“Esta es una situación insostenible, necesito ayuda para mi hermano puedan obtener rehabilitación y para que mis padres puedan acceder a un tratamiento de contención y poder sobrellevar todo esto de la mejor manera posible”, pide Camila.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

“Sergio Massa es la persona menos confiable del sistema político argentino”

Marcos Peña, en representación del Gobierno Nacional, salió con los tapones de punta luego que el líder del Frente Renovador pactara con el kirchnerismo para aprobar su proyecto de Ganancias

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)