Economía

Cuentas públicas complicadas: el deterioro fiscal se acelera a un ritmo mayor que en 2001

El Ministerio de Economía informó que el déficit primario, que excluye los pagos de vencimientos, llegó en marzo a $17.400 millones

cristina-kirchner-axel-kicillof

El déficit de las cuentas públicas de la Argentina crece a un ritmo cada vez más elevado, llegando así a ser superior al de la crisis de 2001-2002, que desembocó en el default de deuda más grande de la historia de la economía local.

La semana pasada, el Ministerio de Economía informó que el déficit primario, que excluye los pagos de vencimientos, llegó en marzo a $17.400 millones, unos u$s1.930 millones al tipo de cambio oficial.

La cifra se diferencia mucho del superávit de $3.600 millones del mismo mes de 2014. Y el dato es todavía más preocupante si se considera que la última vez que Argentina registró déficit primario en marzo fue en el año 2002, en un contexto económico crítico, marcado por la cesación de pagos, durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

De esta forma, hasta que la deuda pública logró regularizarse con el canje de 2005, los pasivos incumplidos rondaron los 100.000 millones de dólares.

Daniel Artana, economista Jefe de la fundación FIEL, pronosticó que este año el déficit fiscal ascenderá al 6% del PBI, un desequilibrio comparable al de los últimos años del “uno a uno” del peso con el dólar.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Incendio en Aeroparque: evacuaron a todos los pasajeros y cancelaron los vuelos

Producto de un humo que habría empezado en la terminal B, el personal y los usuarios fueron evacuados y los vuelos trasladados al aeropuerto internacional de Ezeiza

C2VRLMFWEAAAYcf http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/c2vrlmfweaaaycf.jpg

Durán Barba ya le pasó los lineamientos a Vidal para ganar la Provincia

Jaime Durán Barba http://www.nexofin.com/archivos/2016/11/du.jpg

El asesor estrella de Cambiemos ya la presentó su propuesta “ganadora” a la gobernadora de cara a las elecciones de medio término; la apuesta a los distritos seguros y el papel de Emilio Monzó