Mundo Saludable

Dormir, esa actividad indispensable: ¿cómo saber si tengo un trastorno del sueño?

Amantes y detractores sienten del dormir sienten que están “perdiendo el tiempo” y tratan de reducir las horas de sueño al mínimo. ¿Por qué es importante respetar las horas de sueño y cómo saber si estoy durmiendo correctamente? La Licenciada Mercedes Velán habló con Nexofin al respecto

sueño

La realidad del sueño es incómoda. La hora de irse a dormir cada vez se posterga más, y el día está cada vez más lleno de preocupaciones que exigen nuestra capacidad al máximo. ¿Qué pasa cuando no dormimos correctamente y por qué no lo hacemos? Nexofin habló con la Licenciada en Psicología con especializaciones en Medicina del Sueño Mercedes Velán, de la clínica SOMNOS para aclarar algunas dudas sobre el tema

¿Cuántas horas debería dormir?

Aunque ocho es el estándar que se maneja en todos lados, esto depende de cada persona y varía en relación a la etapa de la vida que estamos transitando.

“Las necesidades de sueño son individuales. Algunas personas necesitan seis horas para sentirse recuperados, y otros ocho. Esta información es genética. Se dice que uno necesita ocho horas, pero cada uno tiene que dormir la cantidad de horas a partir de las cuales se sienta recuperado a la mañana: esto siempre hablando de los pacientes sin trastornos de sueño. Dentro de esas horas necesarias se dan los ciclos del sueño”, explica Velán.

¿Sentís que tenés que con ocho horas no te alcanza? No te preocupes, sos un dormidor largo. Velán, también profesora de la Unidad de Medicina del Sueño del Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, los define como “gente que necesita diez horas de sueño. No está mal, lo que pasa es que es incompatible con el momento en que vivimos. Hace 60 u 80 años atrás la gente tenía más tiempo para dormir. Ahora, le restamos tiempo al sueño para hacer otras cosas: trabajo, ocio, lo que fuere”.

velan-nota

El ciclo del sueño está compuesto por cinco etapas, que se repiten cada 90 a 120 minutos, y que consisten en dos estadios superficiales del sueño y dos más profundos, seguidos por el REM, el momento en que soñamos.

“Transitar las etapas tres y cuatro es lo que te da la sensación de haber tenido un sueño reparador. Algunas patologías del sueño intervienen en el proceso de profundización del sueño, y hacen que uno esté toda la noche en las etapas 1 y 2”

¿Qué es un trastorno del sueño?

Son un grupo de 102 padecimientos que afectan el desarrollo habitual del ciclo sueño-vigilia. Los más comunes son, según Velán: “Insomnios y ronquidos. Los insomnios los padecen más las mujeres que los hombres, y los ronquidos, más los hombres que las mujeres”.

Mientras que el insomnio se entiende como un trastorno por toda la población (aunque a veces se busque la solución en los fármacos y no con los especialistas de sueño que, con un tratamiento cognitivo conductual, logran que sus pacientes duerman bien en el transcurso de un mes), el ronquido muestra mpas aceptación entre el público y, por tanto, no se lo considera un problema.

Velán agrega: “Una persona no debe roncar. El ronquido merece ser atendido: no es normal. Lo que pasa es que hoy el ronquido está asociado al buen dormir, y no es así: el ronquido termina derivando en una apnea o pausa respiratoria, que es el colapso de la garganta, por donde ingresa el aire, e interviene en el ciclo del sueño”.

“Al faltar el aire, el cerebro registra que te estás asfixiando, y genera un micro-despertar que la persona no registra. En un 80% de los casos, los hombres apneicos consultan porque los manda el cónyuge”, agrega Velán.

El sonambulismo también es un trastorno, más común en la infancia, pero se debe consultar si sigue en la adultez: “Los sonámbulos se despiertan muy cansados porque a veces tienen mucha actividad de noche y, si bien no recuerdan los primeros momentos de la caminada, después se va despertando”.

Si te movés mucho en la cama o le pegás dormido a tu pareja, también es un signo al que estar atento: “Hay un trastorno de sueño llamado REM sin atonía o RBD, que los sufren las personas que actúan los sueños, siempre son de contenido agresivo: sueñan que están peleando o golpeando a alguien y lo ejecutan. Cuando soñamos hay un mecanismo que desconecta la musculatura, o sea: no deberíamos poder movernos mientras estamos en el momento del REM”, informa Velán.

Si sospechás que sufris alguno de estos trastornos, podés entrar en la página de SOMNOS y realizar uno de estos tests para confirmarlo.

¿Qué pasa si no se resuelve el trastorno del sueño?

El mal dormir afecta todas las áreas de la vida consciente. La doctora Velán advierte: “En lo anímico, esa persona va a estar irritable, intolerante y de mal humor. También se alteran las funciones cognitivas (esa persona es más lenta en el procesamiento de la información), se enlentecen las reacciones y el modo en que uno toma decisiones”

La persona con una deprivación del suelo muestras, además, “mayor dificultad en resolver situaciones problemáticas, tiende a cometer más errores, tiene más chances de tener un accidente de tránsito. Además, dormir mal altera el sistema inmune, porque éste se recupera mientras dormimos”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Barcelona y Real Madrid protagonizan un apasionante Derby español en el Camp Nou

La estadística reciente señala que el ganador del partido Barcelona-Real Madrid acostumbra a proclamarse campeón de la liga española a final de temporada, pero el 233er clásico que ambos disputaran hoy va mucho más allá de la conveniencia por conseguir los tres puntos en juego

Macri y su equipo culmina su “retiro espiritual” con muchos objetivos para 2017

La reunión en el complejo turístico de Chapadmalal que termina hoy al mediodía cierra con una cantidad numerosa de objetivos para el próximo año