Periodismo para Todos

Un día volvió… El regreso de Jorge Lanata con escenografía renovada y picos de rating de 20.6

La apertura del programa fue un video en el que se resumían los tres años del ciclo, en los que hubo informes como 'la ruta del dinero K' o 'el desvío de fondos de la fundación Felices los Niños'

f700x390-281241_320259_0

Y sí como era de esperar y emulando a Marcelo Tinelli, el polémico conductor televisivo, Jorge Lanata, se tomó su tiempo (obligado por el trasplante de riñón que se realizó) y volvió en junio.

Tras medio año sin estar en la pantalla, el ciclo Periodismo Para Todos, regresó al Trece, lo que significaría su ultima temporada, ya que como adelantó el propio conductor, en 2016 tiene nuevos proyectos en Miami.

En esta primera emisión, el ciclo contó con un informe principal sobre el caso Nisman, además del monólogo del periodista, el humor de Malena Guinzburg y la aparición de los clásicos personajes de TVR, Tino y Gargamuza.

La apertura del programa fue un video en el que se resumían los tres años del ciclo, en los que hubo informes como “la ruta del dinero K” o “el desvío de fondos de la fundación Felices los Niños”.

Con una escenografía renovada y picos de 20.6 puntos de rating, el programa en vivo arrancó como un show televisivo, con papelitos y una manga como las de las canchas, con barrabravas, gas pimienta y el audio de un falso Néstor Kirchner.

La voz en off presentó al “gordito golpista”, para darle lugar a Lanata y su clásico monólogo en el que se refirió a su trasplante de riñón, el escándalo en la FIFA, los incidentes en el clásico entre Boca y River, la apertura del centro cultural Néstor Kirchner al que comparó con el centro Pompidou, el transporte, los candidatos a gobernador por la provincia de Buenos Aires dentro del peronismo y la educación, entre otros temas.

“Esto es periodismo para trasplantados, es el primer programa que además de escenografía estrenó riñón. Estoy viviendo con algo que no es mío, me siento como Ariel Diwan”, comenzó diciendo el conductor.

En medio del monólogo, sonó el teléfono y Lanata charló con Julio Grondona, que hablaba desde el cielo, sobre el escándalo en la FIFA: “La próxima Copa va a ser en las islas Caiman y el Mundial en Seychelles”.

Malena Guinzburg también estuvo durante la charla del periodista, haciendo de “fanática” de Lanata: “Te sigo desde que eras mozo, pero después te hiciste zurdito con todo eso de Página” y más tarde, al mejor estilo Paka Paka, un informe con dibujos de Nik explicó cómo fue la asunción de Néstor Kirchner en el 2003.

Los clásicos personajes de TVR, Tino y Gargamuza estuvieron en el ciclo y se rieron de “la grieta”, los lugares bautizados Néstor Kirchner, los temas que no podían tocar cuando estaban en el otro programa y las reiteradas cadenas nacionales.

“Me contaron Tino y Gargamuza que en TVR no podían mencionar la palabra trenes, es duro laburar así”, explicó Lanata.

Por último y antes de arrancar con el programa propiamente dicho, Lanata vendió el informe de la noche: “Vamos a volver al tema Nisman, porque hay muchas cosas que no se vieron y porque hubo una campaña de descrédito y el tema se fue perdiendo, en el caso Nisman la zona estuvo liberada, te vamos a contar por quién, Nisman estaba filtrado por un servicio de inteligencia y se hizo todo para embarrar la investigación, vamos a ver cuando entró la policía, tenemos cuatro horas de filmación, de todo eso vamos a hablar”.

El periodista recibió un trasplante de riñón el 28 de marzo pasado, por lo que debió postergar su regreso a la televisión, aunque en abril volvió a su programa radial Lanata sin filtro. Durante la primera emisión del ciclo se lo vio muy bien físicamente y de salud.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO