River

La vuelta de Aimar: “Es difícil dejar de jugar porque extrañás esa mezcla de sensaciones”

El Payaso ingresó a los 30 del segundo tiempo, y la tribuna se deshizo en ovaciones. Su último partido había sido el 17 de diciembre de 2000

aimar

El talentoso armador Pablo Aimar volvió hoy a jugar en Plate tras 15 años, y fue ovacionado por la parcialidad millonaria. Contento, resaltó que añoraba “esa mezcla de sensaciones” que se generan en el fútbol argentino.

Faltaban unos segundos para que el partido ante Rosario Central llegue a los 30 minutos cuando Aimar, con la camiseta 35, ingresó por Leonardo Pisculichi. Una ovación cayó sobre el campo de juego cuando Aimar pisó la cancha, dejando atrás tres operaciones de un tobillo maltrecho.

“Es difícil dejar de jugar porque extrañás esa mezcla de sensaciones”, sintetizó el creativo cordobés, quien, tras someterse a dos intervenciones quirúrgicas, ingresó en el último cuarto de hora del triunfo ante Rosario central por 2-0, en el Monumental y en el marco de la decimocuarta fecha de la competencia doméstica.

Otro de los motivos de enorme satisfacción para quien fue mundialista con el seleccionado consistió en que sus hijos por fin lo vieron jugar en la Argentina y con ese ambiente tan pasional.

“Están, les habrá parecido rarísimo porque en las canchas que me vieron ellos no se vive así el fútbol”, destacó Aimar, en declaraciones para la Televisión Pública.

DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO