Salud

Que se note el esfuerzo: marcá tus abdominales más rápido comiendo estos alimentos

Pasas horas en el gimnasio, pero no logras la famosa "tabla de lavar". Tal vez lo que estés haciendo mal es cómo te alimentas. Te pasamos una lista de los alimentos que evitar y que sumarle a tu dieta para tener el abdomen con el que soñás

abs-de-mujer-y-hombreabdominales

Abdominales, sentadillas, y toda una gama de ejercicios dedicados a fortalecer el núcleo, pero igualmente no lográs que se vean los músculos del abdomen. Si ya pensaste en abandonar toda esperanza o estás preparandote para triplicar esfuerzos: pará. Es probable que la alimentación sea el error que estás cometiendo.

Muchas personas creen que solo con ejercitarte lograrás esos cuadritos de tableta de chocolate, y lo cierto es que lo que comes juega un papel importantísimo en la definición de tus abdominales.  Algunas cosas te ayudarán a conseguirlo, mientras que otras no harán otra cosa que inflar tu estómago.

Con la ayuda de expertos, te compartimos los alimentos que debes comer para reducir la grasa de tu barriga y aquellos que debes evitar.

Para obtener abdominales más rápido:

1. Yogurt:  las personas que obtienen su calcio de yogur natural y no de otras fuentes pueden perder más peso alrededor de su área abdominal, de acuerdo con un estudio publicado en el International Journal of Obesity.  Pequeños cambios en los niveles de calcio de las células grasas alteran las señales dentro de la célula que controlan la producción y descomposición de la grasa.  Además, las bacterias probióticas en la mayoría de los yogures ayudan a mantener su sistema digestivo saludable, lo que significa menos hinchazón.

2. Apio:  el apio es ideal para calmar la ansiedad y masticar algo entre comidas.  Actúa como un diurético natural suave, ayudando a desterrar la retención de líquidos y la inflamación abdominal.  También está lleno de fibra, que te mantiene llena por más tiempo.

3. Almendras y pistacho:  En 2007, investigadores de la Universidad de Purdue informaron que (a pesar de que son relativamente altos en calorías) las almendras no contribuyen a la grasa del vientre. Después de seis meses, un grupo de adultos que añadieron pistachos a sus dietas y comieron alrededor de una quinta parte de sus calorías totales notaron que su cintura se redujo 2,5 cm.

Las nueces están llenas de ácidos grasos monoinsaturados (MUFA) que aumentan la liberación de hormonas que ayudan a regular el metabolismo de la glucosa y aumenta la liberación de insulina, los cuales ayudan a reducir el azúcar en la sangre y por lo tanto reducen la sedimentación de grasa alrededor de su centro. Pero cuidado: comerlos con moderación, ya que son ricos en calorías.

4. Sandía:  esta fruta consiste en 92% agua y es una buena fuente de potasio; el equilibrio entre el sodio y el potasio es importante cuando se trata de evitar la hinchazón del estómago.   Debido a que es alta en el agua y bajo en calorías es una gran merienda en verano. Hay estudios que muestran que la sandía ayuda a reducir el dolor después del entrenamiento. Perfecto para después de tu sesión en el gimnasio.

5. Kiwi:  comer un solo kiwi después de una ingesta pesada es suficiente para que tu abdomen se mantengan intacto, gracias a que contiene un componente único que ayuda a digerir las proteínas que se encuentran en la carne roja, productos lácteos y pescados.

6. Granada:  Un vaso diario de jugo de granada podría ayudar a reducir la cantidad de grasas en la sangre conocida como ácido graso no esterificado o NEFA.  Estudios anteriores vincularon altos niveles de NEFA a un mayor almacenamiento de grasa alrededor del abdomen, así como un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes de tipo II.  Una teoría de por qué las granadas ayudan a perder peso en el abdomen es que contienen polifenoles poderosos que actúan como un supresor del apetito.

Los alimentos que debes evitar:

1. Sal:  Entre los peores saboteadores de tu abdomen plano. Los alimentos altos en sodio hacen que el cuerpo retenga agua, lo que lleva a una hinchazón después de la comida que es el resultado de la acumulación de líquido. No es sólo es incómodo, sino que hace que el corazón trabaje más. Y la sal puede aparecer en algunas fuentes improbables, incluyendo alimentos procesados dulces, así que lee las etiquetas de los alimentos cuidadosamente; si es posible, dale sabor a sus comidas con hierbas en vez de sal.

2. Azúcar:  no es ningún secreto que el exceso de azúcar es malo para nosotros. WGuidelines sugiere que no consumamos más de 50 g al día (70 g para los hombres), y como nuestra dieta está compuesta por carbohidratos refinados, terminamos con un flujo bastante constante de azúcar a través de la corriente sanguínea.  Esto desencadena la liberación de la hormona insulina por el páncreas, acelerando la conversión de azúcar en grasa, y los deposita en los lugares donde no quieres que se acumule, como el área abdominal.

El consejo: deshazte de la mayor cantidad de azúcar que puedas de tu dieta, dice la nutricionista Ian Marber. “Y eso incluye la miel.”

3. Goma de mascar libre de azúcar:  cuando masticas goma tragas más aire, y este queda atrapado en su tracto gastrointestinal causando presión, hinchazón, y la expansión del vientre – ninguno de los cuales ayuda a aplanar la zona en problemas. Las versionas sin azúcar no son mejores, porque contienen edulcorantes que son fermentados por las bacterias en el intestino y también pueden causar inflamación.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud