Escándalo en la FIFA

Charles Blazer, el “topo” que desnudó el peor escándalo de corrupción en la historia de la FIFA

El ex secretario general de la CONCACAF llegó a grabar a colegas de la FIFA en forma encubierta. Su colaboración con el FBI se dio luego de sufrir acusaciones por haber recibido sobornos por un monto de 20 millones de dólares

blazer

La detención de un grupo de seis dirigentes de la FIFA y la imputación de otras ocho personas, todos acusados de corrupción, no podría haberse dado sin la colaboración de Charles “Chuck” Blazer. El arrepentido directivo le entregó datos claves al FBI para que pueda avanzar con la investigación.

El estadounidense fue presidente de la US Soccer y secretario general de la CONCACAF y también miembro del comité ejecutivo de la FIFA hasta mayo de 2013, cuando fue suspendido durante 90 días por haber recibido de forma fraudulenta más de 20 millones de dólares de la Unión de federaciones en América del Norte y Central. Desde entonces, su figura entró en declive y, acosado por las deudas por evasión impositiva en su país, comenzó a colaborar con la investigación del FBI en el escándalo FIFA. 

Blazer es considerado el topo y principal arrepentido del caso, que incluso llegó a grabar a colegas de la FIFA en forma encubierta, y se declaró culpable en al menos diez cargos, desde lavado a fraude, así como crimen organizado. Para evitar ir a prisión entregó 2 millones de dólares, asumió que con la sentencia definitiva pagará más dinero y comenzó su trabajo de colaboración.

Con la ayuda de micrófonos escondidos entre la ropa de Blazer, la Justicia norteamericana recabó datos clave y hasta confesiones involuntarias que le permitieron apuntar contra blancos inequívocos en su denuncia por corrupción, lavado de dinero y capitales, entre otras cosas, que hoy da que hablar al mundo con el allanamiento en la sede del organismo del fútbol en Zúrich, Suiza, la detención de seis altísimos miembros y la imputación de otros ocho en un escándalo de magnitudes.

La crónica del escándalo que hoy explotó en las manos de la FIFA comenzó allá por mediados de 2014 cuando el ex fiscal americano Michael Garcia presentó un informe sobre el proceso de adjudicación de las sedes de los Mundiales 2018 y 2022 asignados a Rusia y Qatar respectivamente, que había sido solicitado por el máximo organismo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión