Mundo Saludable

Si la chatarra te puede… seis consejos para controlar los antojos

Una hamburguesa, un paquete de papas fritas, algun dulce en particular: todos tenemos nuestro placer culposo. El secreto no es frenar esas ganas, sino de controlarlas. Te contamos cómo

comida_chatarra

Sabemos que hay veces que te querés comer la heladera entera. Si estas ansioso, comés cuando tenés ratos libres o sos un comedor social, te contamos cómo controlar esos momentos, para que no lastimen tu dieta:

1- Salí con amigos que coman poco

Es frecuente escuchar que la gente come más cuando cena con amigos, pero las investigaciones demuestran que la historia es mucho más compleja. En realidad, los estudios determinaron que uno tiende a aumentar o a disminuir su volumen de ingesta de acuerdo a lo que sus compañeros de mesa consumen.

2- Mirá películas divertidas… y comprá el paquete más chico de pochoclo

¿Sabías que las personas comen un 29% más de popcorn cuando miran un film dramático o triste que cuando eligen una comedia romántica? Este dato surge de una investigación realizada por el psicólogo Brian Wansink, autor del libro “¿Por qué comemos más de lo que necesitamos?”. Sus estudios también demostraron que uno suma más de 200 calorías a su dieta cuando elige el tarro extragrande de pochoclos. Simplemente, evitá deprimirte con tu elección en el cine y optá por una porción pequeña de pochoclo al acomodarte en la butaca.

3- No te olvides del desayuno

La mayoría de los nutricionistas proclaman a dos voces que respetar un buen desayuno es una obligación. Comer un desayuno nutritivo y hacer ejercicio físico.

4- Jamás te confíes: no vale comerse todo después de ir al gimnasio

Creer que por hacer una clase aeróbica súper intensa tenés el camino libre para devorarte todo es un error grave. Investigaciones realizadas en Francia determinaron que las personas consumen, en promedio, un 22% más de calorías después de hacer ejercicio.

5- Dividí la comida para consumir menos

Los estudios también arrojaron que el hecho de fraccionar las porciones permite disminuir el ritmo de la ingesta y, como consecuencia, comer menos. Por ejemplo, durante las investigaciones, un grupo de personas se alimentó  con papas fritas. A algunos se las servían en siete porciones distintas, a otros, en catorce, y a los últimos no le fraccionaban la porción. ¿El resultado? El último grupo comió el doble que los otros dos.

6- Ojo con los productos light

“Porque, si bien tienen menos grasas que sus versiones comunes, a veces poseen el doble de calorías y, a pesar de ello, se los consume tranquilamente porque se tiende a creer que no engordan”, especifica Giacovinno. Los estudios demuestran que, en promedio, la gente consume un 28 por ciento más de calorías cuando elige los alimentos rotulados como “bajos en calorías”, que cuando opta por sus versiones normales. Entonces, a veces, las cosas light no son un buen negocio para almorzar.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado

Detuvieron al operario supuestamente responsable por la muerte del operario del subte

La defensa de Marcelo Cuttri, supuesto responsable de la muerte de Matías Kruger, presentó un pedido de excarcelación que fue rechazado