Cadena Nacional

Uso y abuso: Cristina Kirchner utilizó otra vez cadena nacional pero no habló

La Presidenta encabezó la ceremonia en el Museo Histórico Nacional, donde depositó la reliquia en una vitrina luego de que los granaderos la trasladaran por las calles de la Ciudad de Buenos Aires. Se retiró sin dar un discurso. Fue la 20ª cadena del año

DYN01.JPG

La presidenta Cristina Kirchner utilizó la cadena nacional otra vez, pero ahora con una particularidad: no dio un discurso. Fue durante el acto de recepción del sable corvo del General José de San Martín en el Museo Histórico Nacional: la mandataria encabezó la ceremonia y colocó en una vitrina especial la reliquia del Libertador.

La vigésima cadena nacional del año, que duró unos 10 minutos, no contó con la palabra de la mandataria. Luego la Televisión Pública siguió transmitiendo la recorrida de Cristina por el edificio y llegaron a escucharse algunos comentarios informales que realizó junto a las personas que oficiaban de guías.

La utilización indebida de la cadena nacional fue denunciada penalmente por Gerardo Milman, director opositor en el AFSCA, junto con la titular de la Fundación LED, Silvana Giudici.

Tras aplaudir el ingreso del sable, Cristina escoltó al granadero que lo llevó en sus manos hasta la sala donde quedó exhibido al público. La Presidenta fue la encargada de guardarlo en una vitrina especialmente preparada, la cerró y le entregó las llaves al mismo granadero para su custodia.

Ya fuera de cadena nacional, la mandataria recorrió el espacio donde también se muestran sables de otros próceres, entre ellos Rosas, Belgrano, Dorrego, Las Heras, Lucio Mansilla y Zapiola. “Son los héroes de la patria. Hermoso el lugar”, se le escuchó comentar. También elogió los vitrales, sobre todo el del techo que simboliza a San Martín junto al pueblo, y uno lateral que tiene grabadas las palabras “patria”, “soberanía”, “independencia” e “igualdad”.

Cristina estuvo acompañada durante la ceremonia por el gobernadorDaniel Scioli y el ministro Florencio Randazzo, los precandidatos presidenciales del FPV. También se lo vio al vice Amado Boudou,entre otros funcionarios.

El acto en el Museo Histórico Nacional, ubicado en Parque Lezama,cerró el traslado del sable corvo desde el Regimiento de Granaderos a Caballo, que llevó cerca de tres horas y se enmarcó en los festejos de la Semana de Mayo.

La reliquia de San Martín recorrió las calles de la Ciudad de Buenos Aires, exhibida arriba de un vehículo militar y escoltada por los granaderos a caballo. El camino, de 11 kilómetros, fue por Luis María Campos, Bullrich, Libertador, Leandro N. Alem, Rivadavia, Bolívar, Yrigoyen y Paseo Colón, hasta llegar al Parque Lezama.

La comitiva hizo una parada en la Catedral Metropolitana, donde descansan los restos del Libertador y el sable fue bendecido.

Las celebraciones oficiales por la Semana de Mayo se cerrarán mañana, con el tradicional Tedeum y otras actividades.

San Martín había comprado el sable en Inglaterra en 1812, en una pequeña tienda de Londres: era un arma ágil sin arabescos, oros ni adornos especiales en su empuñadura. El lo creía ideal dada la versatilidad que permitía a la caballería. Con él combatió por toda América del Sur atesorándolo como un símbolo de sus convicciones.

Luego, el propio Libertador legó en su testamento que le fuera entregado a Juan Manuel de Rosas, por considerar que defendía la soberanía del territorio.

La familia de Rosas donó la reliquia al Museo Histórico Nacional. De allí fue robada dos veces, pero en ambas se consiguió recuperarla. Finalmente, en 1967 el presidente de facto Juan Carlos Onganía decidió enviarla al Regimiento de Granaderos a Caballo. Hoy, luego de casi medio siglo, fue restituido al edificio de Parque Lezama.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”