Papa Francisco

Francisco habló del escándalo en el Boca -River: “Fue una salvajada”

El Sumo Pontífice opinó sobre la agresión a los jugadores "Millonarios" en una entrevista publicada por un diario de la localidad bonaerense de Tres Arroyos. Además, se refirió a la Argentina como el país de las "oportunidades perdidas

PAPA fRANCISCO

El papa Francisco advirtió hoy que Argentina es el país de las “tantas oportunidades perdidas”, pese a toda su riqueza y “muchas” posibilidades, reiteró que se sintió “usado” por los políticos argentinos y aseguró que pobreza, corrupción y trata de personas son los “peores males” del mundo. 

El pontífice hizo estas afirmaciones en una entrevista que publica hoy el diario “La Voz del Pueblo” de la localidad bonaerense de Tres Arroyos, en la que dio su visión sobre Argentina, habló de sus gustos y sus miedos, y especial de los temas de la realidad del mundo que le preocupan.

El Papa calificó hoy de “salvajada” el escándalo en el superclásico Boca y River y lo atribuyó a “la pasión desbordada, la prepotencia” de los argentinos y a “la incapacidad de vivir en sociedad”, cuestionó la existencia de las barrabravas y dijo añorar el fútbol de sus años de infancia cuando se podía ir a la cancha tranquilamente y en familia.

“Fue una pena. Son esas salvajadas propias de la persona que la pasión lo desborda, y también la prepotencia y la no sociabilidad, la incapacidad de vivir en sociedad. La verdad que es lamentable que en nuestro pueblo existan cosas como las barras bravas, sé que en otros países también existen”, sostuvo el Papa.

Y, agregó: “Acá en Italia también hubo problemas entre barrabravas, que no necesariamente luchan por el club, la mayoría son mercenarios”.
Francisco, un apasionado del fútbol e hincha de San Lorenzo, dijo que él vivió “el tiempo del fútbol amateur” y recordó que “en la campaña del 46 tenía 9 años y siempre iba a la tribuna, nunca a la platea”.

“Lo peor que se le decía al árbitro era vendido, infeliz, idiota y de ahí no subía. O patadura a alguno que no había agarrado bien la pelota, o dormido… No es esa catarata tan colorida de insultos de ahora. Ha cambiado el ambiente y es lamentable”, manifestó.

Al ser consultado sobre sí le gustaría que Marcelo Tinelli, vicepresidente de San Lorenzo, fuese presidente de la AFA, el pontífice respondió: “A Tinelli lo vi dos veces. Una sin saber que era él, no lo conocía, lo saludé en el amistoso Argentina-Italia, y después me dijeron: ‘Ese que saludó tercero es Tinelli’. Y la segunda vez que lo vi fue cuando me trajo la Copa. Pero no sé cómo está la situación allá, no tengo idea qué pasa”.

El Papa insistió en recordar sus años de infancia cuando iba casi todos los domingo al Gasómetro a ver a San Lorenzo y en destacar que lo hacía en familia, y que muchas veces también su mamá lo acompañaba. “Después del partido salíamos y comprábamos caracoles en salsa, unas cuantas pizzas y volvíamos a casa. Era todo una fiesta familiar”, subrayó durante la entrevista.

 

Fuente: Agencia DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados