Política

Ali Kemal reclamó a Cristina porque no consiguió un medicamento importado

En una entrevista radial, el actor turco reveló que "necesitaba un medicamento" para un fuerte dolor de espalda que su médico no pudo encontrar "porque era importado". "Si no se me va sería un poquito por culpa de ella", explicó, en referencia a la Presidenta

ali-kemal

Ergün Demir de las “Mil y una noches” participó anoche del programa Bailando por un Sueño, donde bailó, se divirtió y hasta protagonizó un incómodo episodio con Alberto Samid, quien le reclamó por el genocidio armeno, no reconocido por el gobierno de Turquía, de donde es originario el actor.

Cada uno de sus pasos son seguidos de cerca por los fanáticos de la serie, que sigue siendo de lo más visto en la televisión argentina. Por primera vez desde su llegada a la Argentina, “Ali Kemal” -tal como es conocido en la serie- habló de política. 

Esta mañana, durante una entrevista con La Once Diez/Radio de la Ciudad, el actor primero dijo que no quería “hacer política” y valoró que los argentinos tengamos “una presidenta mujer”, ya que considera necesario una “igualdad entre hombres y mujeres”.

Sin embargo, aprovechó para deslizar una crítica a Cristina Fernández de Kirchner: “Le diría cosas, le haría críticas. Yo necesitaba un medicamento y no lo conseguí porque era importado”.

Y continuó: “El doctor estuvo buscando ese medicamento por todos lados y no lo encontró. Tengo un dolor de cintura que si no se me va sería un poquito por culpa de ella”.

Al finalizar, Demir también manifestó que le gustaría conocer a la mandataria y reiteró que le gustaría “bailar con ella”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición