River Plate

Gallardo habló tras el Superclásico: “El fútbol se está muriendo de a poco”

El entrenador de River habló en conferencia de prensa sobre la agresión a sus jugadores, que vivió el pasado jueves en La Bombonera. "Fue un trago amargo y una tristeza enorme haber sido parte de lo que pasó", dijo

DYN20.JPG

El técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, aseguró hoy que “el fútbol se está muriendo de a poco”, después de lo que le tocó vivir en el último Superclásico, con la agresión a sus jugadores.” 

El fútbol se está muriendo de a poco. Estamos todos involucrados, que los que tienen que tomar decisiones empiecen a tomarlas porque estamos cada vez peor”, expresó el entrenador en conferencia de prensa, desde el predio de Ezeiza.

“Fue un trago amargo y una tristeza enorme haber sido parte de lo que pasó el jueves”, remarcó, y dijo que se trató de un incidente “vergonzoso a nivel mundial”.

Sobre la puesta en duda a las agresiones recibidas por su plantel, Gallardo dijo que es “lamentable”. A su vez, remarcó que en la manga por la cual salieron al campo de juego “no había seguridad” y que la reacción del arquero Julio Chiarini con un efectivo se dio a “impotencia”, después de ver a sus compañeros heridos.

Sobre lo folklórico en el duelo de Boca y River manifestó que “la rivalidad es linda vivirla, pero no a cualquier precio”. Y dejó en claro que no le pareció correcta la foto que se sacó su plantel cargando a Boca por la segunda eliminación internacional en seis meses.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vialidad: el Gobierno de Cristina Kirchner habría borrado datos para ocultar pruebas

Así lo denunció la Procuraduría del Tesoro, que detectó las irregularidades luego de realizar varias auditorías

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/kkk-1.jpg

Las dos caras de Massa: estuvo en la ceremonia de Trump y se sumó a las protestas

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/massa2.jpeg

El líder del Frente Renovador se convirtió en blanco de burlas. Acompañado por la diputada Graciela Camaño, el dirigente no se privó ayer de presenciar de otro acto masivo en Washington