Mundo Insólito

En Nigeria clausuraron un restaurante porque vendía carne humana

Todo comenzó cuando un cliente se quejó de lo caro que había salido su bife diminuto a la parrilla. Pero lo que encontraron fue un negocio mucho más perturbador

carne

Se trata del restaurante de un hotel que queda ubicado en la región Anambre, en Nigería. Esta semana, lo clausuraron después de confirmar que servían carne humana. Las autoridades sanitarias allanaron el local y descubrieron armas de fuego y bolsas con cabezas en la cocina.

Todo comenzó cuando, como informó el sitio Daily Mail, los huéspedes de un hotel denunciaron irregularidades que sucedían en el restaurante que funcionaba en el mismo edificio. Un testigo aseguró: “No estoy sorprendido por esta revelación”.

También, según la edición en swahili de la BBC, un testigo explicó que: “Siempre vi gente vestida de manera sucia y que se veía un poco extraña que entraba y salía del hotel, lo que me producía mucha inquietud”

En el lugar se encontraron granadas y armas de fuego de gran calibre en la cocina, y las bolsas de cabezas humanas que todavía goteaban sangre. La Policía local arrestó a diez personas tras el allanamiento al restaurante.

Como señaló el portal Minuto 1, los clientes en el restaurante tenían que pagar fortuna por los platos, que además contenían un porción muy pequeña de carne. Por ejemplo, un sacerdote recibió una cuenta de 700 Naria (unos US$ 3,50) por un plato de carne. Y aseguró haber quedado muy sorprendido y dijo:  “La moza se dio cuenta de mi reacción y me explicó que el pequeño pedazo de carne fue lo que encareció la comida. Pero yo no sabía que me habían servido carne humana y que era tan cara.”

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas