Política

Revelan la maniobra de La Cámpora para evitar tratar los pedidos de juicio político a Boudou en Diputados

El temor del oficialismo siempre fue que la oposición empujara los dictámenes en minoría sobre Boudou a un debate en el recinto, lo que podría suceder en este año electoral

boudou

En la Comisión de Juicio Político del martes, su presidenta, Anabel Fernández Sagasti, cajoneó los pedidos de juicio político a Amado Boudou, Alejandra Gils Carbó y Héctor Timerman, sin siquiera permitir que haya dictámenes en minoría.

La estrategia consistió, según lo publicado por el portal LPO, en un rechazo “in límine”, misma modalidad planteada el año pasado cuando sólo se trataron los pedidos contra el vicepresidente.

Sólo en ese momento, Adela Segarra, la ahora ex presidenta de la Comisión de Juicio Político, permitió que la oposición emitiera dictámenes y descartó la idea de un rechazo in límine.

“El problema de Segarra fue ese: tenía menos escrúpulos que los de La Cámpora. Por eso la corrieron. Esto es totalmente anticonstitucional porque ni siquiera hubo orden del día”, le indicaron al citado medio, fuentes del propio bloque oficialista.

Fernández Sagasti asumió el cargo la semana, luego que el Gobierno decidiera embestir contra el juez Carlos Fayt.

El temor del oficialismo siempre fue que la oposición empujara los dictámenes en minoría sobre Boudou a un debate en el recinto y lo mismo exponga a los diputados a defender al vicepresidente en plena campaña electoral.

Curiosamente, a ninguno se le ocurrió hacerlo el año pasado, pero no sería de extrañar que lo hicieran durante la campaña electoral de este año.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vuelos VIP: Entre Ríos gastará una suma millonaria en vuelos de lujo del gobernardor

En contra de la necesidad de austeridad por parte de los funcionarios, dado el delicado momento de la economía nacional, el gobierno entrerriano estima pagar una tarifa que casi duplica el valor de mercado para los vuelos de su gobernador

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017