Superclásico

El relato de los jugadores de River tras el ataque: “Estamos quemados, no podemos ver”

Varios jugadores del plantel visitante fueron agredidos cuando estaban saliendo al segundo tiempo del partido revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores. Mirá el video

Ponzio-ciego-gas-pimienta

River estaba por salir a la cancha para jugar el segundo tiempo. Fue entonces, en el túnel que conecta los vestuarios con la cancha, cuando los jugadores millonarios fueron agredidos con un gas que les irritó los ojos. Leonel Vangioni fue categórico con la descripción de lo que pasó: “Estamos quemados, no podemos ver”. 

“Nos tiraron, no sé, con gas pimienta”, dijo a Fox Sports Leo Ponzio , quien tenía los ojos irritados y apenas podía hablar. Por su parte, Fernando Cavenaghi , pidió la interrupción del encuentro: “Lo tenés que suspender, nos tenemos que ir a la mierda”, gritaba.

Mientras tanto, el árbitro del partido, Darío Herrera, aseguraba que tomaría “un tiempo prudencial” para determinar si suspendía o no el partido (que finalmente terminó suspendiendo). Después, el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio , ingresó a la cancha y afirmó que en esas condiciones, no jugarán el .

Marcelo Gallardo también explotó luego de la agresión: “Es una vergüenza que abran la manga para tirar eso. Fue en la manga, una vergüenza total”, dijo. Otro que sufrió la agresión con gas fue Matías Kranevitter : “Abrieron la carpa y directamente a los ojos”, aseguró. Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni son otros de los dos jugadores de River que padecieron los efectos de la sustancia.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri empieza su visita oficial a España con una nutrida agenda

El objetivo del Gobierno es que el país vuelva a exportar en 2017 al mercado comunitario. La visita de Estado servirá para acelerar los tiempos

macri en españa http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-en-espaa.jpg

Amenazan de muerte a una profesora para que apruebe a todos los alumnos

colegio http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/colegio.jpg

La docente de un colegio privado de La Plata recibió dos cartas: una fue entregada en mano por una persona y la segunda llegó su casa junto con una bala