Paros y protestas

La CGT de Hugo Moyano se pliega a la UTA y lanza un paro nacional para junio

La decisión se dio "ante el creciente malestar que atraviesa la mayoría de los gremios", según explicaron desde la CGT opositora. Ayer, los gremios del transporte habían adelantado una medida de fuerza para la primera semana de junio.

moyano

La CGT Azopardo que conduce Hugo Moyano se sumó esta tarde al paro nacional convocado por los gremios del Transporte terrestre, marítimo y aéreo “para el mes de junio”. 

“La Confederación General del Trabajo (CGT) informa que se reunió el Secretario Nacional y ante el creciente malestar que atraviesa la mayoría de los gremios ha resuelto instrumentar un paro general en todo el país para el mes de junio”, se indicó en un comunicado que lleva la firma de Moyano.

LEA MÁS  Macri, contra gremios docentes: "Violan las normas y encima van a paro"

Ayer, el jefe de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, ratificó el paro de los gremios del transporte previsto para la primera semana de junio contra la presión del Impuesto de las Ganancias sobre los sueldos, pero admitió que tras la huelga “no va a suceder nada” porque el Gobierno busca que “esto truene”.

LEA MÁS  Mafia gremial: cuáles son los sindicalistas en la mira de Macri

Además, se preguntó “si las paritarias son libres o no” y se respondió que “el Gobierno, de una forma u otra, quiere apretar”, además de acusar a la administración central de querer “ocultar debajo de la alfombra el problema de la inflación”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer