Playstation

El sueño de todos: en Brasil ya “chipean” la Playstation 4

En algunos lugares de San Pablo ya desbloquean la PlayStation 4 y hasta le cargan algunos juegos ilegales por sólo 100 dólares

PS4

Un año y seis meses después del lanzamiento de la PS4, algunos lugares especializados en arreglos de este tipo de consolas ya permiten desbloquear el aparato para que este pueda leer juegos ilegales.  

Según UOL, en Brasil se venden las consolas desbloqueadas y con varios juegos pre cargados en su interior. Lo que hacen estos especialistas es meter un chip dentro de la consola para poder descargar juegos de Internet de manera ilegal sin que la consola detenga la carga.

“Lo que hacemos es transformar una consola en un ‘clon’ de otra. Se copian los datos de la bios y el procesador […] Todo lo que se compra en una PS4 puede ser copiado para otro y este sistema de clonación es mucho mejor las cuentas compartidas”, asegura uno de los especialistas en reparación de PS4.

Ya miles de usuario han ido a chipear sus consolas a diferentes tiendas de San Pablo, donde comenzó a implementarse este ingenioso pero ilegal sistema.

Para chipear una consola se cobra alrededor de 100 y 130 dólares, este proceso viene con la carga de juegos a elección del usuario y estos al parecer “pueden ser actualizados y jugarse en línea” sin ningún problema.

Este proceso de desbloqueo no es nada nueva ya que las anteriores versiones de PlayStation también lograron se desbloqueadas.

 

 

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Quisieron estar pero sin fotos: Massa y Redrado, en la gala de Trump

El líder del Frente Renovador fue invitado personalmente por Rudolph Giuliani, jefe de asesores para seguridad e inteligencia del nuevo gobierno

0121massaredradog http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/0121massaredradog-1.jpg

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

amado-boudou http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/boudou.jpg

El ex vicepresidente intenta dilatar los tiempos judiciales a través de recursos que frenan el avance en una causa que podría llevarlo hasta seis años tras las rejas