Mundo Bizarro

Nueva trend japonesa: hoteles ofrecen “habitaciones para llorar” a mujeres solas

Por el ¿módico? precio de 75 euros al día, cualquier mujer puede acercarse a un establecimiento de la cadena Mitsui Garden Hotel Yotsuya y pedir una habitación para llorar. Los servicios incluyen películas lacrimógenas y pañuelitos de papel a discreción

llorar

Japón no deja de sorprender. El país nipón inventó, esta vez, una nueva modalidad (o excusa) para visitar un hotel: ofrecen una Habitación para Llorar o Habitación del Llanto, disponible sólo para mujeres.

La idea surgió de la cadena de hoteles japonesa Mitsui Garden Hotel Yotsuya, con sede en Tokio, y la idea detrás de este disparatado proyecto es un estudio médico: llorar produce una reducción de los niveles de estrés.

La peculiar habitación viene preparada, según la descripción publicada por el periódico The Telegraph, con “una abundante provisión de pañuelos para secarse las lágrimas, tan suaves como la cachemira“. Además de todo tipo de cremas desmaquilladoras y para el cuidado de los ojos.

LEA MÁS  "Todos aman las tetas": el video contra el cáncer de mama que desafía las redes sociales

La cama dispone de almohadas con calefactor para aportar calor en el cuello, y una televisión con doce películas dramáticas preprogramadas, desde Forrest Gump al drama coreano Un Momento para Recordar, en donde una pareja se enfrenta al Alzheimer. Otras opciones son el filme japonés El Cuento de Mari y los Tres Cachorros, que cuenta la historia real de un perro y sus tres cachorros sobreviviendo a un terremoto. Además, una selección de manga (comic japonés) lacrimógeno de la editorial Maruzen.

LEA MÁS  Insólito: turistas muestran la cola en distintos paisajes del mundo

No parece un gran servicio, pero tiene su costo: el valor de la Habitación para Llorar por día es de 75 euros.

Esta no es la primera vez que los hoteles nipones buscan una forma de atraer clientes que no es convencional. El servicio “dormir juntos” es un perfecto ejemplo. Si se contrata este particular beneficio, un hombre puede contratar a una chica para dormir con ella, sin ninguna connotación sexual. Por una tarifa adicional puede mirarla a los ojos durante un minuto, o acariciarla el pelo durante tres minutos.

LEA MÁS  ¡Un genio! Este nene le escribió una carta a sus papás para que lo dejen jugar a los videojuegos
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO