La pelea con los holdouts

Fondos buitre amenazan con “localizar y congelar activos argentinos donde sea”

Tras inmovilizar en Bélgica cuentas bancarias de la embajada argentina, el grupo NML emitió un comunicado donde asegura que buscará repetir el golpe legal

paul_singer_holdous_elliott

Luego de congelar dos cuentas bancarias del Gobierno argentino en Bélgica para forzarlo a pagar sus bonos incumplidos, los fondos buitre amenazan con extender esa modalidad de litigio por distintos juzgados del mundo. 

Las cuentas fueron congeladas por orden de una corte belga, aunque no se sabe cuánto dinero contienen ni si finalmente podrán ser embargadas, en un nuevo giro de la larga batalla legal sobre títulos que quedaron impagos en la masiva cesación de pagos de Argentina por 100.000 millones de dólares en 2002.

Los fondos buitre están rastreando por el mundo activos del país que puedan embargar, para cumplir con una orden de la justicia estadounidense que les reconoce el derecho a cobrar la totalidad de esos títulos que compraron a precios bajos tras el default de 2002.

“El Gobierno argentino se niega rotundamente a sentarse a negociar con acreedores”, dijo en un comunicado NML Ltd, una subsidiaria de Elliott Management, el fondo de cobertura que lidera la demanda contra la Argentina.

“Ante la falta de una salida negociada, nuestro recurso incluye localizar y congelar activos argentinos donde sea que los encontremos. Argentina no debería sorprenderse de que su negativa a negociar lleve a sus acreedores a buscar hacer cumplir sus derechos en la justicia”, añadió la nota.

Un portavoz del Ministerio de Economía de Argentina no pudo ser localizado para comentar sobre el asunto.

Reuters

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri pidió dejar la idea de “cambio mágico”: “Si tomamos un atajo, nos vamos a dar la piña”

El presidente de la Nación ofreció una conferencia de prensa tras el “retiro espiritual” con su gabinete en Chapadmalal y llamó a “manejar la ansiedad”

La Justicia jujeña confirmó la detención de Milagro Sala

Los jueces ratificaron la prisión preventiva para la líder de la Tupac Amaru por peligro para los testigos, por posibles actitudes intimidatorias