El Mundo

Luego de varios días sin rumbo, la nave rusa Progress caerá mañana

Las últimas informaciones revelaron que la mayor parte del carguero no tripulado se desintegrará cuando esté entrando a la atmósfera

nave progress

La agencia espacial rusa Roscosmos ayer dio a conocer un comunicado donde precisaban que mañana caerá el Progress M-27 M que desciende hacia la Tierra sin rumbo desde el 29  de abril. Allí señalaron que se desintegrará el viernes 8 de mayo, una vez que atraviese la atmósfera.  

LEA MÁS  Cámaras de seguridad graban un trío sexual en un supermercado

Según los últimos cálculos, el carguero no tripulado , que pesa más de siete toneladas, se precipitará al este de Nueva Zelanda sobre el océano Pacífico. En este punto del planeta se desintegrará casi por completo. Lo único que seguirá entero son las partes de titanio y acero inoxidable.

“Como regla, se queman en las capas densas de la atmósfera, a unos 60 kilómetros altura”, explicó el jefe del programa de vuelos del segmento ruso de la Estación Espacial Internacional (EEI), Vladimir Soloviov.

LEA MÁS  Explosión en una planta nuclear de Francia, en Flamanville

Colaboradores de la agencia espacial rusa aclararon que todavía no se puede precisar si caerán restos sobre regiones habitadas, ya que la nave espacial que lanzaron en Kazakhstán gira sobre su propio eje y podría cambiar de rumbo.

“En caso de verse afectado el territorio de algún país, podrían reclamarse indemnizaciones”, aseguraron a la agencia Interfax.

LEA MÁS  Cuáles son los alimentos y cosméticos prohibidos por el Gobierno
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri vuelve de España en un vuelo de Aerolíneas Argentinas

El presidente cerró su visita en España y volvió al país en un vuelo de línea de Aerolíneas Argentinas, el primero que toma desde que llegó a la Casa Rosada

macri http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-8.jpg

Declaran alerta roja por ola de calor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires

DYN20.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2015/02/dyn20-11.jpg

Es la máxima advertencia del Servicio Meteorológico Nacional, lo que significa que existe un riesgo “alto-extremo” sobre la mortalidad