Fondos Buitre

Lorenzino se quiere ir de nuevo: embargan fondos de la embajada en Bélgica y peligra su sueldo

La medida se dispuso anteayer y la Argentina reclamó la intervención del gobierno de Bélgica para frenar la embestida judicial

jueves 7 de mayo de 2015 - 6:52 am

Por pedido de un fiscal de Bélgica que actuó en función de un reclamo del fondo NML y del fallo del juez norteamericano Thomas Griesa, la justicia belga embargó las cuentas bancarias de la embajada argentina en Bruselas.

Esta medida alcanza a los activos propios de la sede diplomática y a las cuentas de los funcionarios. No alcanzó la medida a la sede diplomática ante la Unión Europea y Luxemburgo. Ocurre que la embajada argentina ante Bélgica también funciona como embajada ante Luxemburgo y la UE.

LEA MÁS  Recta final: declaran los padres de Nahir Galarza y la propia acusada

El embajador de esta sede es el ya conocido ex ministro de Economía, Hernán Lorenzino. [pullquote position=”right”]Por pedido de los holdouts embargan cuentas de la embajada argentina en Bélgica[/pullquote]

El gobierno de Bélgica intervino para invocar el Tratado de Viena y frenar la embestida judicial de los fondos buitre. Durante los embargos que hubo en 2009 y 2011 a la embajada argentina en Bruselas, no irrumpieron las autoridades belgas.

LEA MÁS  Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua por matar a Fernando Pastorizzo

Hasta ahora, la Argentina no apeló formalmente la resolución del fiscal de la justicia belga, que tiene la jerarquía de un juez federal. Es que antes de ello se deberán cumplir otros pasos procesales tanto de la diplomacia argentina como de las autoridades belgas a fin de poder frenar de inmediato el embargo de las cuentas.

La situación del caso de la embajada que conduce Lorenzino era analizada al detalle por la presidenta Cristina Kirchner, que instruyó al canciller Héctor Timerman a actuar de inmediato y a pedir la colaboración del gobierno belga.

LEA MÁS  La Cámara confirmó el procesamiento del hijo del financista Ducler por extorsionar a los Eskenazi
COMENTARIOS