Corte Suprema

Esta sería la nueva estrategia de Cristina Kirchner para controlar la Corte Suprema

El entorno más cercano de Aníbal Fernández apunta a que el plan del oficialismo sería sancionar una ley por mayoría simple para ampliar el número de ministros de la Corte a siete

DYN14.JPG

Desde hace tres días, el ataque institucional del oficialismo contra el juez de la Corte Suprema Carlos Fayt es más que evidente.

Todo comenzó cuando el kirchnerismo convocó a la Comisión de Juicio Político de Diputados, que presidía la oficialista Adela Segarra, que fue reemplazada por la camporista Anabel Fernández Sagasti, con la meta de realizar un “cambio de autoridades”, medida que se da en momentos en que el Gobierno nacional mantiene una fuerte controversia con el máximo tribunal.

La estrategia se dio en coincidencia con una nueva solicitud del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para que se le practique a Fayt, sobre quien existe un pedido de juicio político, un examen para que “demuestre que está en condiciones” de ejercer el cargo.

Según lo consignado por el portal Informador Público, semejante ofensiva surgió por parte del Gobierno al no haber conseguido dos tercios de los votos en el Senado para la designación de Roberto Carlés en reemplazo de Eugenio Zaffaroni.

Sin embargo, otra interpretación surge del entorno más cercano de Aníbal Fernández, de acuerdo al citado medio, que apunta a que el plan del oficialismo sería sancionar una ley por mayoría simple para ampliar el número de ministros de la Corte a siete.

En la misma línea, si consiguieran que Fayt renuncie a su cargo, la Corte quedaría reducida a sólo tres integrantes: Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

Con sólo tres integrantes, sobre siete, aparecería el argumento de que el tribunal no puede seguir funcionando normalmente, ya que sólo contaría con minoría. Entonces, la Corte se vería obligada a convocar como conjueces a los presidentes de las cámaras federales y entonces sí el oficialismo haría sentir su poder haciendo que la mayor parte de éstos le respondan políticamente.

Se cree que esta obsesión de la mandataria por contar con mayoría propia en la Corte está vinculada al proyecto de impunidad que necesita el oficialismo para el 2016.

Sucede que causas como la de Hotesur, la que involucra a Lázaro Báez, Ciccone y otras, afectan directamente al Frente para la Victoria, y podrían, luego de pasar por la instancia de las cámaras de apelaciones y la Cámara de Casación, terminar en la Corte, por lo que su definición sería central.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri pidió dejar la idea de “cambio mágico”: “Si tomamos un atajo, nos vamos a dar la piña”

El presidente de la Nación ofreció una conferencia de prensa tras el “retiro espiritual” con su gabinete en Chapadmalal y llamó a “manejar la ansiedad”

La Justicia jujeña confirmó la detención de Milagro Sala

Los jueces ratificaron la prisión preventiva para la líder de la Tupac Amaru por peligro para los testigos, por posibles actitudes intimidatorias