Sindical

Mientras Caló aplaude a Cristina Kirchner, su CGT se pelea con Kicillof

El enfrentamiento alcanzó ayer su cima con el blanqueo que hicieron sindicalistas aliados sobre las presiones que recibieron por parte del Gobierno para cerrar sus paritarias por debajo del 25%

calo-kicillof

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se reunió hace dos meses con ocho jefes sindicales, quienes esperaban, por entonces, escuchar la confirmación de que el Gobierno modificaría los alcances del impuesto a las ganancias antes del cambio de mando y conocer de buena fuente la postura oficial acerca de la inflación y las paritarias. Pero nada de eso ocurrió.

Según lo publicado por el diario La Nación, ese día se instaló la tensión en el vínculo del funcionario y la cúpula de la CGT más cercana a la Casa Rosada.

Siquiera el reciente anuncio sobre los beneficios tributarios para aquellos sueldos inferiores a $ 25.000 redujo la disputa.

El enfrentamiento alcanzó ayer su cima con el blanqueo que hicieron los aliados Antonio Caló y Armando Cavalieri sobre las presiones que recibieron por parte del Gobierno para cerrar sus paritarias por debajo del 25%.

“El impuesto a las ganancias no está desvirtuado ni afecta a todos los trabajadores. Solamente afecta al 10%, así que no es un tema de la clase trabajadora en su conjunto. Se quedaron sin discurso”, aseguró Kicillof.

Y después se metió hasta con la cuota , un pago que no es obligatorio, salvo pocas excepciones. “Algunos sindicalistas han puesto sus energías en el lugar equivocado. Se organiza un paro de un gremio que tiene niveles de afiliación altísimos, o sea que todos pagan la cuota , pero el 2% paga el impuesto a las ganancias. Me parece que es un tema ideológico”, indicó.

En el encuentro de anteayer que reunió a la cúpula de la CGT oficialista, que encabeza Caló, hubo dirigentes que fueron muy críticos con Kicillof.

El mercantil Cavalieri lo comparó con el menemista Domingo Cavallo “por imponer una barrera al salario” y reveló pruebas de cómo el ministro y su par de Trabajo, Carlos Tomada, no le quisieron homologar el convenio que había firmado con las cámaras empresarias para obtener un aumento salarial de 30%.

Por su parte, finalmente Caló aceptó la conciliación obligatoria y su gremio, la Unión Obrera Metalúrgica, no irá hoy al paro.

Los metalúrgicos y las seis cámaras del sector volverán a reunirse mañana. El desafío será acercar posturas: la UOM exigió un 32% de aumento y los empresarios ofrecieron un 22%. “Los trabajadores me quieren colgar del Obelisco”, bromeó ayer Caló sobre la indefinición de su negociación.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado

Detuvieron al operario supuestamente responsable por la muerte del operario del subte

La defensa de Marcelo Cuttri, supuesto responsable de la muerte de Matías Kruger, presentó un pedido de excarcelación que fue rechazado