UBA

Política y denuncias de corrupción: qué hay detrás de la salida del decano de Económicas de la UBA

El macrista José Luis Giusti dejó la universidad en medio de una gran polémica. En diálogo con Nexofin, el copresidente de la FUBA, Adrián Lutvak, contó detalles sobre las denuncias que pesan sobre el ex decano

Jose Luis Giusti economicas

La Universidad de Buenos Aires atraviesa un momento complicado. En marzo, el vicerrector Darío Richarte presentó su renuncia en medio del escándalo por su vinculación con la ex Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE). Sin embargo, los problemas institucionales no terminaron ahí, ya que el 21 de abril pasado se produjo la salida del decano de Económicas, José Luis Giusti.

Como no podía ser de otra manera, su salida no estuvo exenta de polémicas. En diálogo con Nexofin, el copresidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires, Adrián Lutvak, contó cuáles son las denuncias que pesan sobre el ex decano.

“Hay cuatro denuncias que pesan sobre José Luis Giusti. La primera es sobre unos subsidios del Ministerio de Industria que se cree que fueron a parar a Emiliano Yacobitti, el secretario de Hacienda y Administración”, indicó Lutvak. 

En este caso, Adrián Lutvak se refirió a una polémica que surgió en octubre del año pasado y que fue revelada por el diario La Nación. Según se informó, los funcionarios de dicho Ministerio que decidían el pago de subsidios millonarios por la fabricación de bienes de capital eran, a la vez, los dueños de un conglomerado de empresas destinatarias de esos fondos, en lo que sería una grave incompatibilidad con el ejercicio de la función pública. 

La operatoria, que está siendo investigada por la Justicia, incluye a la inmobiliaria Inmu-Ideas. Emiliano Yacobitti es el dueño del 35% de las acciones de la empresa, mientras que José Luis Giusti integró durante tres años el directorio de esta empresa.

El decano saliente también es investigado por violencia doméstica, en una denuncia que fue presentada por su ex esposa Laura Natalia Grass.

Sin embargo, el copresidente de la FUBA indicó que hay dos nuevas polémicas. “Giusti está ligado por un testaferro a la droguería que le vende medicamentos a los hospitales de la UBA. Y, a su vez, podría estar relacionado con un caso de enriquecimiento ilícito, ya que posee una propiedad millonaria en Pilar y otra en Santa Teresita”, indicó Lutvak, estudiante de Ciencia Política y militante de la agrupación Patria Grande.

Por estas dos cuestiones, Giusti aún no es investigado por la Justicia. Y en relación a eso, Lutvak fue muy claro. “Nosotros no decimos que sea culpable. Queremos que se investigue y que eso no pase desapercibido”, afirmó.

Una salida que toca el núcleo de poder

La salida de José Luis Giusti golpea de lleno al núcleo de poder de la Universidad, ya que se trata del hombre que dirigía la facultad con mayores recursos y uno de los grades aliados del rector Alberto Barbieri.

El ex decano comenzó su carrera política en la academia como dirigente estudiantil de Franja Morada, agrupación radical histórica de la UBA, hoy denominada Nuevo Espacio.

Desde ese lugar llegó a integrar el gabinete del entonces rector Oscar Shuberoff, como secretario de Hacienda. Cercano al macrismo, Giusti tuvo en 2009 una frustrada candidatura a legislador en la lista del PRO. También fue auditor porteño, titular de la Unidad de Coordinación de Planes Estratégicos y del Instituto de Vivienda del Gobierno de la Ciudad.

¿Nuevo decano, misma historia?

Este lunes, la Facultad de Ciencia Económica eligió como decano a César Humberto Albornoz. Sin embargo, y como suele ocurrir, la elección se dio en medio de protestas. “Nos movilizamos a la elección y no nos querían dejar pasar. Y eso es grave, porque la sesión es pública. De hecho, al consejero de la FUBA que debía participar de la elección sólo lo dejaron ingresar al final”, narró Lutvak. Y agregó: “Hubo forcejeos y hasta empujaron a compañeras”. Además, todo la elección se dio en un marco de gran hermetismo y ocuridad. Hasta ese día, no se sabía nada de quién iba a ser”, sostuvo el joven militante.

El elegido Albornoz era el Secretario de Hacienda en la Facultad de Económicas, por lo que también es un dirigente del riñón de Barbieri. “Es lo mismo, no cambia nada”, afirmó Adrián.

Finalmente, Lutvak se refirió a la severa crisis que atraviesa la UBA. “Hay rumores de que Yacobitti también presentó la renuncia. Las autoridades lo quieren negar, pero hay una crisis internacional muy fuerte”, afirmó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Criminalización de la política monetaria

Argentina ha cruzado un nuevo y peligroso límite. La “mesa” del Banco Central se ha convertido en un campo de batalla de la política. Por Javier Bolzico

Ganancias: María Eugenia Vidal muy dura con lo aprobado por Massa y el kirchnerismo

La gobernadora bonaerense criticó con dureza el proyecto de rebaja del impuesto impulsado por el kirchnerismo y que apoyó toda la oposición, en especial Massa, en Diputados