Sociedad

Llegó al país la turista argentina que se enfermó en un crucero y estuvo internada en Jamaica

La mujer, de 49 años, sufrió una descompensación mientras participaba de un crucero en el Caribe junto con una de sus hijas

turista

La turista argentina Ana María Arroyos, quien debió ser internada en Jamaica a raíz de un cuadro grave de salud tras ser desembarcada de un crucero, llegó esta madrugada al país en un avión sanitario provisto por la empresa de asistencia al viajero que había contratado.

Ayer, fuentes aeroportuarias informaron que el vuelo en cuestión estaba “demorado” y estimaron que arribaría “entre las 2 y las 5 de la mañana”.

El avión Learjet 60 que trasladaba a Arroyos llegó al Aeroparque Jorge Newbery y desde allí la mujer fue llevada en una ambulancia de alta complejidad hasta un centro asistencial para continuar con el tratamiento.

LEA MÁS  Una mujer fue detenida por tener una orgía con adolescentes

La empresa Assist Card informó en un comunicado que dispuso de “un completo operativo médico” para el traslado de Arroyos desde Jamaica y para su posterior internación en una clínica porteña.

La mujer, de 49 años, sufrió una descompensación mientras participaba de un crucero en el Caribe junto con una de sus hijas, y a raíz de la complejidad del caso se decidió desembarcarla e internarla en terapia intensiva en un centro asistencial de Jamaica.

LEA MÁS  Condenaron a 4 años a Pablo Aliverti: seguirá libre hasta que quede firme el fallo

“Assist Card decide hacerse cargo del vuelo y nosotros de la internación en Jamaica, porque estaba previsto que esté internada no menos de 15 días”, dijo Guillermo Baqué, esposo de la mujer, en declaraciones a Radio Uno.

Ante de volar de regreso al país el hombre informó que “intentaron despertarla durante dos días pero está muy dolorida, por lo que volvieron a dormirla”.

Baqué indicó que en la localidad jamaiquina de Ocho Ríos, donde fue bajada del crucero su esposa, “no hay nada”, por lo que se requirió la intervención del cónsul argentino Juan Núñez para llevarla a Saint Andrew.

LEA MÁS  Nuestros Perros, la exposición canina más importante de la región que se desarrolló en Argentina

“Cuando la traen del hospital la situación de Ana era desesperante, estaba al punto de la muerte”, aseguró, y agregó: “En Saint Andrew tampoco no había terapia intensiva y tampoco hay equipos de respiración artificial, por eso tuvieron que usar uno manual, hasta que pudieron traer uno de Kingston”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO