La pelea con los holdouts

Griesa convocó una audiencia con los bonistas que quieren ingresar al canje

El juez neoyorquino convocó para el 29 de mayo a los tenedores de bonos que buscan exigir igual compensación que la que tuvieron los fondos buitre

thomas_griesa_juez_eeuu

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, convocó a una audiencia para el 29 de mayo con los denominados “me too”, los bonistas que quieren ingresar al canje de deuda y reclaman un fallo similar al que benefició a los fondos de NML Capital y Aurelius por 1.330 millones de dólares, según reportaron agencias internacionales.

Luego de una serie de presentaciones que se iniciaron a principios de año, Griesa decidió postergar una decisión sobre el tema de los “me too” que se esperaba para fines de abril.

Este grupo de acreedores reclama que títulos en su poder por 5.400 millones de dólares, por considerar que sobre ellos también aplica la cláusula de pari pasu (igual tratamiento) que favoreció a los fondos litigantes.

Este grupo presentó sus acreencias ante Griesa hasta el 2 de marzo, luego Argentina rechazó estas solicitudes por entender que no les correspondía la cláusula aducida.

El 6 de abril los “me too” argumentaron su posición y el paso posterior era una decisión de Griesa, que finalmente hoy decidió convocar una nueva audiencia para fin de mayo.

Si Griesa convalida el pedido de los “me too”, la deuda a renegociar superará los 7 mil millones de dólares, a partir de los 5.400 millones de “me too” más los 1.700 millones del fallo original (1.330 millones más intereses a la fecha).

DYN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Las reservas del Central alcanzaron el nivel más alto desde agosto de 2011

Se elevaron a más de USD 50.750 millones. Ahora ingresaron por la colocación de deuda pública

dolares.jpg_1572130063 http://www.nexofin.com/archivos/2015/12/dolares.jpg_1572130063.jpg

La AFIP multará a los comercios y prestadores de servicios que no acepten tarjetas de débito

debito http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/debito.jpg

El organismo recaudador acordó con las entidades empresarias un período de adaptación. Incluirá a profesionales y monotributistas