Gran Hermano

En la primera fiesta de GH 2015 ya hubo beso: Solano Cano y Eloy acaramelados

Los participantes se pusieron muy acaramelados, ayudados por una broma de sus compañeros

La edición 2015 de Gran Hermano tuvo su primera fiesta este viernes, muy disfrutada por los 15 participantes, en especial por algunos.

Una broma de Francisco Delgado provocó que Solano Cano y Eloy se besen. En medio del baile, los participantes jugaron a cubrirse los ojos y besarse, con la excusa de morder una manzana.

El primero en jugar fue Eloy, que supuestamente iba a besar a Nadia. Sin embargo, luego de taparle los ojos, Francisco y Mariano tuvieron la idea de engañar a su compañero y hacerlo besar con Solano, algo que sucedió.

Eloy es un reconocido personaje de Twitter. Tuvo un paso fugaz en la televisión por el supuesto romance entre el y el fan de Wanda Nara, Mariano de la Canal.

Pero todo explotó cuando el ahora integrante de la casa más famosa negó tal relación y el bizarro personaje trinó: “Es un idiota, me usó por fama. Cuando salió a la luz todo me dijo que iba a perder seguidoras. Su vida parece que pasa por Twitter”, dijo el ex fan.

Es que Eloy tiene más de 440 mil seguidores. “Sucede que no está acostumbrado a lo mediático, quiere ser famoso pero no le da todavía. Este pibe por dos minutos de cámara es capaz de matar a la madre”, dijo, sin filtros.

Pero ahora al joven le llegó el momento de la fama y lo mediático sin ayuda del “fan de Wanda”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Quisieron estar pero sin fotos: Massa y Redrado, en la gala de Trump

El líder del Frente Renovador fue invitado personalmente por Rudolph Giuliani, jefe de asesores para seguridad e inteligencia del nuevo gobierno

0121massaredradog http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/0121massaredradog-1.jpg

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

amado-boudou http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/boudou.jpg

El ex vicepresidente intenta dilatar los tiempos judiciales a través de recursos que frenan el avance en una causa que podría llevarlo hasta seis años tras las rejas