Narcotráfico

Breaking Bad Nac&Pop: vendían en fiestas privadas éxtasis fabricado en Olivos

La justicia ya procesó a nueve sospechosos por comercializar drogaa sintéticas en grandes fiestas que organizaban en una casaquinta. La cocina se encontraba a solo 22 cuadras de la quinta presidencial

Cortesía de La Nación

Los sospechosos se encontraban seguido en un lubricentro sobre la avenida Warnes, en el límite entre los barrios de Chacarita y Paternal. Allí, según informó  Gabriel Di Nicola para La Nación, concretaban las operaciones de venta de drogas sintéticas.

La banda de narcotraficantes vendía éxtasis y otros estupefacientes en fiestas que organizaban en una casaquinta, a la que convocaban a través de Facebook.

Según el juez federal Sergio Torres, la banda que se dedicaba a la venta de droga sintética en Capital y el conurbano vendía los “excedentes” de las fiestas de música electrónica (como la Creamfields o Ultra) a 65 pesos las dosis.

La Policía Federal logró desbaratar la banda en marzo, después de un allanamiento en Olivos, a sólo 22 cuadras de la quinta presidencial, donde los detectives descubrieron un centro de mezclado y fraccionamiento de droga.

En las últimas horas, el juez Torres procesó a nueve personas por el delito de tráfico de estupefacientes. Entre los acusados están el sospechoso que había instalado la “cocina” en la propiedad de Olivos y uno de los condenados por el homicidio del reportero gráfico José Luis Cabezas.

“Corresponde mencionar que las diligencias de investigación y escuchas realizadas indicaron que la mayor producción y comercio de equipos de pastillas [100 pastillas] o alucinógenos se vinculaban directamente con la cercanía de festivales de música electrónica de concurrencia masiva, ‘Creamfields Buenos Aires’, el 8 de noviembre del año pasado, y la ‘Ultra Buenos Aires’, en febrero último”, sostuvieron el juez federal Torres y su secretaria Verónica Bresciani en el auto de procesamiento al que tuvo acceso La Nación.

Alan González Quintela, de 26 años, fue uno de los procesados que más relevancia cobró. ¿Su trabajo? “Procuraba la obtención de pastillas y demás sustancias para luego comercializarlas de manera coordinada con Claudio Roch y Hugo Cesaroni [ambos también procesados] en las fiestas en casas tipo quinta, que especialmente organizaran luego de tales eventos [por los grandes encuentros de música electrónica] y en época estival”.

Quintela tuvo sus cinco segundos de fama cuando, en el allanamiento del 17 de marzo pasado, salió de la casa de Olivos donde estaba el centro de mezclado usando una remera con la imagen de Walter White, el personaje principal de la premiada serie Breaking Bad.

En la resolución, se afirmó que un día después de la última Creamfields, se organizó una fiesta privada en una quinta, “donde continuaban las maniobras compatibles con el abastecimiento de narcóticos. En efecto, el perfil de Facebook de Cesaroni en esa época invitaba abiertamente a participar de esa fiesta”. Y, se agregó, que la sospecha es que en el mes de diciembre pasado los sospechosos produjeron varios encuentros privados de música electrónica.

Uno de los proveedores de droga sintética de González Quintela era Carlos Agüero, conocido como “Dátolo”, quien llevó a los detectives de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, al mando del comisario mayor Néstor Roncaglia, hasta una propiedad situada en Bermúdez al 2100, en Olivos, donde residía Carlos De Lillo, alias “el Colo” o “el Tano”, que tenía un pedido de captura internacional ordenado por el Juzgado en lo Penal Económico N° 1.

A diferencia de White, el profesor de química que se vuelve narcotraficante en Breaking Bad, “el Tano” no tenía grandes conocimientos en la materia. “Sí, después de recibir indicaciones sobre las cantidades y mezclas necesarias, tenía una gran habilidad para manejar la máquina para confeccionar pastillas”, explicó un calificado investigador policial.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Causa Hotesur: gendarmes allanaron tres bancos en El Calafate

El juez Ercolini solicitó que personal de Gendarmería lleve a cabo órdenes de presentación en sucursales del Nación, el Santa Cruz y el Patagonia