Sociedad General

Una nueva tradición: “Dónde caga la vaca”, el extraño juego que convoca multitudes en Luján

Todo comenzó con dos amigos que se sentaron a pensar cómo recaudar fondos para su club, y a uno de ellos se le ocurrió un original juego de apuestas donde participan cententares de locales. En diálogo con Nexofin, uno de sus creadores cuenta cómo funciona esta nueva "tradición"

jueves 30 de abril de 2015 - 11:26 am

En la localidad de Jáuregui, a orillas del Río Luján, un miembro del Club Náutico El Timón tuvo una idea que se sale de lo común. Eduardo Espuña, incansable organizador de eventos (aunque no de manera profesional) le prestó a la subcomisión de básquet su iniciativa de un juego donde la gente tiene que adivinar dónde la vaca hará sus necesidades para llevarse el premio mayor, que este año fue de 8 mil pesos.

“Dónde caga la vaca surgió hace unos siete u ocho años, con un amigo. Estábamos embromando cerca de una cancha de fútbol, pensando cómo juntar fondos para un club. Había unas vacas, así que dijimos: ‘¿Y si largamos los animales en un cuadro y el que adivina dónde cagan se lleva el premio?’”, cuenta divertido Eduardo, en diálogo con Nexofin. [pullquote position=”right”]Una nueva tradición: “Dónde caga la vaca”, el extraño juego que convoca multitudes en Luján[/pullquote]

LEA MÁS  Insólito: madre e hija "poseídas por el demonio" causaron terror en un hospital de Salta

Recién en el 2013 Espuña pudo ver su idea en funcionamiento: El Timón necesitaba (y necesita) fondos para construir un gimnasio cerrado con su propia cancha de básquet, y a $150 la parcela, “Dónde caga a vaca” fue la receta para el éxito.

Aunque la idea pueda parecer un chiste, el juego atrajo a mucho más que socios y vecinos: en el último evento, en marzo de 2015, lograron vender 400 cuadrados y recaudar $53 mil.

LEA MÁS  Las redes no paran: el divertido video de Robin Williams sobre Caballero

“El evento es muy lindo, porque no se cobra entrada para que la gente conozca el predio, y aparte hay kermesse con juegos, buffet y tocan bandas”, contó el inventor a este diario. Sin embargo, aclaró: “Nosotros pensamos que lo habíamos inventado, pero resulta que buscando encontramos que en España se hace algo muy similar”.

El evento está camino a volverse un clásico. Muy publicitado y con mucha demanda en la zona, Eduardo explicó que “la compra de las parcelas se hace por adelantado, porque hay que dividir la cancha y marcar bien para que no haya problemas. Solemos dejar algunos lugares libres, pero se venden enseguida”.

LEA MÁS  ¿De verdad? ONG subasta una noche en la celda de Mandela

Aunque entusiasta sobre las actividades de El Timón, que este sábado cumple 131 años de vida y donde se realizan desde competencias de regata nocturnas con cena hasta carrera de autitos a piolín, Eduardo reconoce que para la cancha les falta mucho: “Van a venir los arquitectos, porque hay que tapar la pileta y construir arriba, y tiene que estar bien hecho, pero esperamos llegar”, se esperanza.

COMENTARIOS