Belleza

Seis tratamientos caseros para eliminar las durezas de los pies

Si tenes durezas que duelen o raspan en los pies, te pasamos tres recetas para evitar que se formen y seis formas sencillas de eliminarlos con cosas que podes tener en casa. No hay excusa

domingo 26 de abril de 2015 - 4:25 pm

La llegada del otoño y el invierno no son excusa para descuidar nuestros pies. Si bien no vamos a estar mostrándolos con sandalias y suecos, lo cierto es que no es cómodo tener piel muerta en los pies, que molesta.

¿Por qué se generan las durezas? Usar zapatos apretados, tener los pies transpirados o bien pasar demasiadas horas parado

¿Cómo evitarlos?

1) No uses zapatos apretados. Asegúrate de usar la talla apropiada y que sean cómodos. Mejor, elige zapatos de materiales suaves, flexibles y que permitan la transpiración de la piel. En el caso de las mujeres, es mejor optar por tacones bajos.

2) En caso de que ya tengas durezas, utiliza algún tipo de almohadilla para aligerar temporalmente el dolor que puedan estar causándolo.

LEA MÁS  Suelo pélvico: qué es y por qué es importante que lo ejercites

3) Cuando te bañes, seca bien tus pies, especialmente entre los dedos. A continuación puedes limar con una piedra pómez las durezas y terminar aplicando crema hidratante en esas mismas partes, para que la zona no quede reseca.

[pullquote position=”right”]Seis tratamientos caseros para eliminar las durezas de los pies[/pullquote]En el caso de que ya estén formados, te pasamos seis tratamientos sencillos para no tener que salir corriendo al podólogo:

1) Usá manzanilla para ayudar a calmar el dolor y desinflamar los pies. Prepará un litro de infusión, ponelo en una palangana y sumergí los pies un mínimo de 5 minutos.

2) Triturá 5 o 6 aspirinas y mezclalas con una cucharada de agua y jugo de limón. Colocá la pasta resultante sobre las durezas y envolvé los pies en una toalla caliente durante 10 minutos. A continuación limá esas mismas partes suavemente con la piedra pómez. La piedra pómez es una pieza fundamental para tener a mano si tenes callos o durezas.

LEA MÁS  El nuevo trastorno alimentado por Instagram

3) Otro aliado puede ser el vinagre de manzana. Mezclá 100 ml de vinagre en un litro de agua tibia junto con dos ajos machacados. Podés sumergir los pies en la mezcla o bien aplicarla directamente sobre las durezas.

4) Machacá un diente de ajo  y mézclalo con aceite de oliva sobre la dureza. Cúbrelo con una venda o gasa, consiguiendo de esta forma que la callosidad se vaya reblandeciendo y así desaparezca.

LEA MÁS  Cómo saber si lo que tengo es alergia o resfrío

5) Aplica a diario un poco de jugo natural de piña sobre la dureza, dejándolo actuar durante varios minutos. Vas a ver cómo se van suavizando los callos hasta desaparecer.

6) Prepará una mezcla con una cucharada sopera de miel, una de aceite de ricino y algunas gotas de limón. Mezclá bien hasta crear una pasta homogénea y aplicarla directamente sobre tus pies, haciendo hincapié en las áreas más secas o con durezas. Dejala actuar durante unos 15 minutos y después lava los pies con agua fría para retirar todo. Lo mejor es repetir la operación dos veces por semana para ver resultados.

COMENTARIOS